Día uno:
Lugar: Consulta del dentista.
Niño llega comido y dormido para que mami se haga limpieza . Niño entra dormido a consulta...niño se despierta y empieza "ajo ajo" (niño es un portento de la palabra hablada y/o futuro chef de España). Niño y mami vuelven a sala de espera cuando a niño se le acaba repertorio de gorgoritos y empieza el de los llantitos. Teta en la sala de espera.
Número de personas que han visto la teta: indeterminado pero aproximadamente 100%
Caras de asombro: todas.
Caras de vergüenza: 1 (la mía. Propia y ajena).

Día: otro.
Lugar: Probador de centro comercial.
Tras consultar con dependiente estupefacto por el rincón de lactancia (una de esas cosas que no sabes que existen hasta que las necesitas) me dirijo al idem ...
En realidad es un probador con un cambiador, una silla y una corriente de aire acondicionado extra frío estratégicamente dispuesto sobre el cambiabebè.
Puestos a elegir, me meto en otro probador menos "acondicionado".
Número de personas que han visto la teta : 0.
Número de personas que se preguntaban qué hacía ahí dentro: ninguna... Curiosamente.
Número de personas hablando en ruso: 99 coma por ciento (que dirían Los Chunguitos).

Día: el mismo.
Lugar: Asiento del copiloto.
Aparcamiento de emergencia a la salida de un centro comercial con aparcamiento de pago porque niño (que lleva durmiendo plaaaacidamente desde última toma en el probador) se superdespierta al depositarlo en el "masicosi".
Aparco en línea amarilla detrás de un coche que también está sobre línea amarilla. Sale señor del coche y se pone a limpiarlo (modo taxista ON). Me mira, mira reloj. Me mira, mira en lontananza. Me mira . Mentalmente le adjudico la canción de los peces en el río (mira y mira y vuelve a mirar). Llega señora (la suya) cual reina maga ( por lo de cargada de paquetes, no por lo majestuosa ). Él le dice bajito "le está dando de comer al niño" y me mira (cómo no... Lo lleva haciendo todo el rato). Ella: qué. Él: que le está dando de comer al niño (mirada incluida). Ella: QUÉ. Él: QUE LE ESTÁ DANDO DE COMER AL NIÑO. Ella: Quién. Él señala, mira. Miran los dos. Ella "diiiisimuladamente" se acerca a mi coche, mira y se vuelve al suyo. "Pues habrá que esperar". Y se quedan mirando.
Unbelievable. Se van a quedar ahí staring hasta que niño acabe...
Entonces se me ocurre pensar que es por mi bien. Calle sola. Noche. Madre con hijo en coche . Mucho desalmado suelto. Qué buenos son los mirones estos.
Pasa un rato (2 minutos),  él se sube al coche. Ella procede a indicarle cómo salir del aparcamiento! (cara de asombro de whatsapp)... Era para no maniobrar!
Número de personas que han visto la teta: 2. Pero muchas veces...
Grado de indignación: medio-alto.

Besis de teta trotamundos .
Geisha .

Comments (0)