Y mi galgo no ha caído lejos del árbol (ejem, se me mezclan las ideas)...
Me explico...
Tarde lluviosa en casa de unos amigos, los cuales tienen dos niñas de 4 y 6 años, unas señoritas ya... Entonces llega Hulk (2 años recién estrenados) a tocarlo todo, que en esta casa no están acostumbrados a convivir con el niño que hace el control de calidad de las medidas de seguridad de toda casa que se precie... Estoy por ofrecerlo a aseguradoras y demás... Total, que aquí M el increíble en un momentito cambió de canal, encendió y apagó WiFi, play, aparato de música, tablet, hizo una llamada internacional y decidió que la mesa del ordenador no estaba de acuerdo con el feng shui de la habitación, y por tanto la cambió de sitio... Obviamente.
Una vez establecidos los parámetros, esto es: quitar todo lo quitable de la altura del peque y anunciarle la existencia del rincón aunque estuviéramos fuera de casa, nos sentamos (no, aún no nos habíamos sentado) y encomendamos al peque masculino con las mayores femeninas (he de decir que las niñas suelen tener un elevado sentido de la maternidad y el modo muñeco ON también)... Y allí estuvieron un rato... Cinco minutos. Las grandes se cansaron de estar en su cuarto y se vinieron a la sala, dos metros de distancia, tres a lo sumo... Cuando llegaron yo salí disparada en busca de mi vástago, mientras oía del salón lo madre-exagerada que soy... Claro, claro. Por eso cuando llegué al salón con un niño mojado de arriba a abajo, al que me había encontrado metido en la bañera, con el tapón puesto y duchándose vestido, no dijeron ni pío. Que yo conozco a mi genteee, y si compartimos ADN más. Que yo también hice de las mías en casa ajena... Digamos que subirse al lavabo a mirarse al espejo me pareció algo súper necesario... Y digamos que acabé estrellada en el suelo del baño rodeada de trozos de lavabo... Pero idemne, eso sí. Por lo menos antes de acompañar a mi madre y su ya no amiga (esto me lo invento, pero en realidad nunca más la vi) a la tienda de sanitarios...
En fin, lo dicho, que de tal palo, tal astilla.

Besis de tos y mocos de parte del equipo M.
Geisha.

Comments (0)