...Y por esto es por lo que la gente no hace obras.

Ah, ,que no he dicho el porqué... buenas tardes, yo aquí, haciendo tiempo a que llegue el pintor y termine sus labores... ¿que cuánto tiempo? No sé, no hemos concretado... pero este milenio, espero...

Y es que he tenido la feliz idea de pintar un par de habitaciones... las más estropeadillas, para qué nos vamos a meter en berenjenales... ¡ERROR! 
Estos menesteres siempre van a ser berenjenaleros... que si quita cuadros, que si cambia cosas de sitio, que si vas a dormir en el salón un par de días para que no inhales los vapores (a estas alturas con el control de calidad de los tóxicos... ¡que yo soy de los 80! ¡que inhalábamos pegamento prit y masticábamos gomas milán!), que quien dice el salón, dice la cocina, al lado de la camita del perro, con tu agüíta y todo... que si lo que parecía beige k107 en la carta de colores es rosa chicle 0,20 eur en tu pared, que si el niño ha salido pintor y todo lo quiere tocar, que si no sabías que en tan poco espacio cabía tanta mie... (de la atmosférica y de la tuya también), que hay más vida erótica detrás del aparador que delante (menuda juerga llevan las pelusas y el polvo), que si deme los euros para la pintura, que si deme los euros para el pintor... ¡yo que soy, elbancodespaña!

Así que ahora mismo estoy en una esquinita de la mesa, en el salón comedor campo de batalla, rodeada de cartones, bolsas, lámparas, cables y estanterías (¿y ahora quién coloca todo esto?) esperando a que vuelva el Señor Casco (rebautizado por el peque de la house) con sus pinturas y sus artilugios... menos mal que no hay que arreglar la fontanería ni similar.

Besis de "pintar, pintar, pintar sin parar..."
Geisha. 

Comments (0)