Olvídate del cubo amarillo, del verde, del azul y del gris. 
Olvídate del de la ropa, el de los muebles, el de los escombros o el de los medicamentos en la farmacia.
Olvídate de todo lo que has aprendido porque te voy a mostrar qué es el reciclaje en estos días:

Reciclar es usar el bolso blanco de hace 3 veranos para ir a hacer la compra de un sábado de primeros de noviembre...
...y también es lo que el hijo de la propietaria del susodicho bolso hizo con sus moquitos...por si acaso surgía un pa'luego...I guess...


Yo reciclo las bolsas de la fruta para las cacas de boladepelos...
...pero el segurita del centro comercial recicla las bolsas de seguridad en cualquiera de los contenedores... indistintamente...bueno, por lo menos se garantiza 1/3 de acierto...

Los previsores reciclan la ropa de las abuelas y la llaman Vintage...
...los menos previsores volvieron a poner de moda las hombreras y los cinturones anchos, porque lo más antiguo que habían guardado era de los 80.


En las redes sociales, nos pasamos el día reciclando comentarios y fotos de los demás...principalmente un domingo a las 11 de la madrugada, que no son horas...pero lo llamamos Compartir, y además dejamos un Me Gusta en plan "gracias", porsiaca.

Y de reciclar también saben un rato las cadenas de tv...que digo yo que a estas alturas, Heidi será toda una abuelita, las cabras disecadas, Clara será una muñeca biónica y Pedro ya habrá salido de rehabilitación por última vez después de una vida rodeado de "hierba" y "nieve"...aunque ahora será adicto a las pastillitas azules, que la edad pasa factura...

En fin, 
Besis de papel (contenedor azul).
Geisha.
Había una vez un señor que se llamaba "Murfy", y aunque no tenía blog, ni tuiter, ni feisbuk, se dedicó a hacer listas y listas de aquellas cosas que indefectiblemente pasaban una y otra vez (palabra rara que he leído por ahí y que me encaaanta).

Realmente no sé si lo que te voy a contar es una de esas leyes de "Murfy", pero sí que es verdad que siempre CUANTO MÁS DE ALGO...MENOS DE OTRO...
 (algo así como "dime de que presumes...")
 
Por ejemplo,
* cuanto más espacio...menos sitio para poner cosas...   
   Como cuando me mudé a la casa nueva y las cosas que antes estaban en un minipisito, se expandieron como los gases y ahora las tengo distribuidas por habitaciones varias)
   O cuando tienes todos los pendientes en un joyerito y te decides a comprarte un minimaniquí de esos taaaan monos...y te faltan ganchitos (aparte de éso... quién coloca los pendientes después de usarlos? Yo no. Yo los coloco todos cuando ya están descolgados y estoy en mi día de pijama...o de pendientes)

* cuanto más quieres comprarte algo...menos cosas encuentras...
   A menos que sea a la inversa, y quieras encontrar un regalito para alguien, en cuyo caso la leyde la Murfygeishamentirosa dice cuanto más busques para otro, más encuentras para tí.

* cuanto más tiempo libre tengas...menos te organizarás...
O a lo mejor soy sólo yo... pero mi casa parece una leonera, voy retrasada en trabajos a entregar, mis papeles estás desordenados y de los zapatos mejor no hablamos, ...eso sí, de series fashion de tv estoy al día!
* aunque también está...cuanto más trabajo tengas...menos tiempo tendrás para realizarlo...


* cuanto más quieras encontrar a alguien, ejem, especial...menos príncipes encuentras...y más ranas te salen...
A lo mejor el problema está en la definición de "especial"...me lo tengo que replantear.


* cuanto más quieres algo...menos parece que lo estés consiguiendo...
    En fin, se aceptan múltiples opciones para esta... en mi caso, podríamos ceñirlo a... aumento de sueldo, dieta geishaniana, o que mi supercompi aprenda a hacer bien su work, o a aparentar que sabe lo que hace...

*  cuanto más tiempo paso en pijama, menos ganas tengo de vestirme; 
o cuanto más taconeo, menos aguanto los pies...

En fin, que cuanto más pestañeo...más calentito...no, eso no era...

Besis cuantificados.
Geisha.