Qué se hace con los secretos que no se pueden contar?

En quién confiar, a dónde mirar, a dónde ir...

Nunca la soledad había sido una carga, ...más bien una opción, un lujo al que se podía optar, una utopía para unos, una quimera para otros...

Pero a veces la soledad es un agujero en el estómago de alguien que está en una habitación llena de gente, sentad@ a la mesa de un anfitrión que no sabe, que no ve, que no siente olores, colores, sabores...

Y cómo elegir al confidente? Alguien conocido, que sepa las circunstancias...pero que en un futuro podrá echar mano de esa información privilegiada?
Un anónimo que se cruza en tu vida y al que no volverás a ver, pero que desconoce los entresijos de los porqués y porquenós?


Dicen que uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice...quién es entonces aquél que lo escribe...señor o escriba?


geishamentirasamedias@gmail.com
No soy una gran seguidora de Paulina Rubio, pero me encantó esta frase que dijo (hace millones de años) cuando canal plus era canal plus y aún tenían programas que intentábamos dilucidar a través de las rayitas... (es que éramos pobres y sólo veíamos lo que daban "en abierto", ¿verdad que sí?).

Y es que desde hace un tiempo, no sé a quién se le ocurrió la feliz idea de reactualizar los ochenta (eighties are back!), la moda involuciona (o son cosas mías?)
Una deseando que las hombreras, los tupés y "la ola" se fueran lejos, lejos, y van las nuevas juventudes y los traen de vuelta, ains! (Bueno, quitando las "olestar" que me encaaaaaantaaaan y las tengo en montones de colores...incluyendo unas de jelokiti, ofcors!)

Además hay efecto "ondaspansiva" y ahora le ha tocado el turno a lo de "estar de vuelta" a todo lo de "CUÉNTAME"... Esos estampados de cortina. Esos encajes de mesa camilla. AAAAAYYYY si es que a este paso voy a empezar a revolver el armario de la abuela, a ver qué saco. A lo mejor adelanto la próxima temporada otoño-invierno antes que "El Corta ingles".


Y los chicos tampoco se salvan, eh? Hay cosas rockeras (pantalones pegaditos de aquellos que decían que producían impotencia), cosas modernas (camisetas con el cuello todo estirado...como las que las madres usan para limpiar las ventanas y la mesa de cristal del salón), y más...cosas feas...


Eso sí, en las tiendas se preocupan mucho de poner las cosas de la nueva temporada todas colocaditas, en sus perchitas, con su iluminación indirecta...como si fueran...caraaaamelooossss (mmmm, yo quieeeeroooo), mientras que la pobre ropa de rebajas (la que querías, querías y querías hasta ayer mismo) yace abandonada, sola y amontonada en cualquier rincón feo y oscuro de la tienda... (ay qué penita!)


Pero "calaaaro", tú te crees que después de salir de las money-dades hay dinero para dejarse en trapitos? Así que hay que agudizar el ingenio y mirar en casa cosillas parecidas a lo que está de moda y adaptarlo...por lo menos hasta que lleguemos a fin de mes otra vez, jeje.
En fin "cuéntame cómo te ha ido" (ahora tengo la cancioncita metida en la cabeza)

Besis de ahorradora ingeniosa y fashion victim total.
Geisha.
Vaya 3 días de colapso informativo que llevo entre el feisbuk y la seguridad social!
Y es que no hay nada como meterse en camisas de once varas para que te crezcan los enanos! (mmm, esto no era realmente así, verdad?).
Bueno, te cuento:

Todo empezó el miércoles, con una llamada a los servicios de información de la "seguridá sossiá":
- aquí no es (no me digas) tiene que llamar al equis-equis-equis-equis. Clin! Tutú tutú tutú
 Mmmm, vale, gracias, persona que no espera ni a que termine de apuntar.

Llamo al número 1 (llamemos al anterior, el número zero): "dígameee" (voz cantarina de persona que coge el teléfono en el salón de su casa...No obstante me aventuro..."hola, buenos días, es el teléfono de la consulta blablablá? Quisiera informarme sobre una cita que tengo pendiente..."
"No, no, no, nosotros somos la consulta, pero no gestionamos las citas, tiene que llamar al equis-equis-y" (Eeeehhhh??? no entiendo nada)

Vaaale, llamemos al teléfono 2. Repetimos...
"sí, gestionamos citas, pero no las de esa consulta. Llame al equis-equis-zeta".
Teléfono 3: más de lo mismo, y me dan un nuevo teléfono. 
Así hasta 5 teléfonos diferentes, al precio que está el minuto de teléfono móvil hoy en día, que no es moco de pavo...y cuando me redirigen al teléfono zero (info) ya me da un chungo y me sale el demonio interior ¡¡¡AAAAAHHHHHHHH!!! 


Señorita que está jarrrrta de oir siempre la misma queja: "sí claro, si yo la entiendo perfectamente, le doy el número de ése departamento y allí le resolverán todas sus dudas"


No me quedo nada convencida, pero no me queda otra. 

Llamada equismil al departamento "ése"... NO CONTESTAN!

En fin, último remedio: presentarse directamente y con mirada asesina en la consulta en cuestión. Es decir, comunicación directa-directa y ya verás cómo consigo la información que necesito y no un montón de teléfonos inútiles, jejeje.


En cuanto a lo del feisbuk...He llegado a una conclusión: el señor Feisbuk me odia a muerte social... 
Monto un grupo y me quita la tecla del chat.
Monto otro grupo y me sale un terrorista del spam.
Ains! que no tengo huellita dactilar de tanto eliminar mensajes!

Y es que me encanta comunicarme con todo el mundo, peeeero...me da penilla que haya gente que no quiera pertenecer a los grupos de mentirosos y tengo una congoja en el cibercorazón por haber molestado a tanta gente con tanta pseudoinformación... (hala! me ha salido un gacheto-pareado!), así que lo que me queda es comunicarme con mi miniblog y esperar que las cosas vayan saliendo poquito a poquito...


Pues eso, vivir para hablar! (aunque sea tecleando).


Besis habladores y tecleantes.
Geisha.
Dicen que somos como las manzanas, que en cuanto las cortamos se empiezan a deshidratar, amarillear y arrugar... pues yo hoy me siento un poco manzana...¡me oxido!
Tengo la piel seca, no recuerdo cuándo fue la última vez que bebí agua motu proprio (que no fuera helada y flotando sobre algún líquido destilado) y estoy empezando a adquirir un nuevo tipo de moreno que he inventado...el moreno flexo!

Si es que después de las Money-dades todo nos pasa factura...la visa y la vida...porque no sé tú, pero yo juré por esnupy que no probaría turrón, ni polvorón, ni bombón, ni nada acabada en "ón"...y menos mal que juré por el perro salchicha, que si llego a jurar por la jelokiki...a la pobre le da un patatús y se convierte en la charmikiki de los chinos!!! 
Jesús, que persona más mentirosa y poco resistente a los carbohidratos industriales! (y mmmm ,qué ricos están)...
En fin, que después de varias grasas hidrogenadas trans toca depurarse... y ya no sólo por lo de la piel seca, tono cetrino y con tendencia a la arruganosbella...sino porque ahora tengo síndrome de abstinencia glucémico (DAME DE COMER!!!)...estoy de mal humor... (QUIERO AZÚCAR!!!) a la par que irascible y nada pasiva-agresiva (totalmente agresivo-activa: GALLETAS!!!) y esta mañana me ha dado un tick en el labio que me hacía subirlo tipo caniche-foxterrier-pitbull...AAAAAHHHHH!!!!! No sólo me oxido, sino que me anquiloso!

Total, que soy una aleación entre la niña del exorcista, un drogodependiente con el mono y los ojos inyectados en sangre y una de ésas de la tele en su semana de la dieta del sirope de savia de arce...UN CAOS!!!

Pues eso, me voy a tomar un trankimanís, un té de menta, 4 sacarinas y un trozo de chocolate negro, que me han dicho que calma la ansiedad, y a concienciarme de que el apio es bueno, las acelgas son buenas, la ensalada es tu amiga y que debo evitar todo lo que empieza por "p" (pan, pasta, patatas, plátanos, ...) o termina por "ón"·
Ains! que triste es la vida post-navideña y pre-primaveral!

Besis de almendritas rellenas...digoooo...de yogur desnatado.
Geisha.



Bueno, ya llevamos casi una semanita en este nuevo año, así que he creído oportuno hacer una lista de los 10 MANDAMIENTOS A INCUMPLIR EN LOS PRIMEROS MINUTOS, HORAS Y DÍAS DEL AÑO.
Otros los llaman propósitos de año nuevo; yo los llamo "mentiras para empezar el año":

1. Dejar de fumar (normalmente dicho por alguien fumándose el "último" o el "penúltimo" hasta el filtro, y claro, no lo va a dejar a medias). También se aplica a "dejar de beber" y múltiples y variados "dejar de" (en mi caso, dejar de comprar zapatos...pero ¡no puedo!)


2. Apuntarse al gimnasio ("y voy a ir y todo!")...mmm...sin comentarios...yo creo que voy a esperar un pelín... 


3. Ahorrar: para...comprar una casa, coche, viaje, etc... (los ahorradores que no cuenten conmigo, que yo estoy esperando por las rebajas como los morlacos a salir al ruedo, OOOOle!)


4. Ser mejor persona, ...bla, bla, bla, yo ya he mirado con cara de odio a varias señoras en estos días de compras navideñas y tengo mi demonio interior a flor de piel, jejeje...creo que esto lo dejo para Semana Santa o así.


5. Tener una relación seria... pppfffffff...eso no se busca!!! (o puedes esperar a la noche de san juan, que hay múltiples ritos para "atar a tu hombre" - esto suena un poco a anuncio de colonia- o a carnavales, que siempre hay "mucho material", ejem, qué bruta me pongo a veces, ains!


6. Ser más ordenado/con más sentido común/más organizado... en mi caso es una batalla perdida, yo ya ni me lo planteo, ¡me gusta el caos!


7. Sacar más a boladepelos, que el pobre cualquier día me coge las llaves y se autosaca a sí mismo, o me echa de casa (ambas respuestas son posibles).


8. Escribir más a menudo el blog...que no será porque no me pasan cosas...peeero...peeero...vaaaale, no hay pero que valga. La verdad es que para esta no tengo excusa, así que ¡firmo para la número ocho!


9. Cortar en telebasura!!! (todavía me dura la indignación con lo de ceneneplus...para un canal de noticias que veía...la culpa la tiene "Telajinco" que nos quiere atontar y después apoderarse de nuestros cerebros...oooommm, ooommmm


10. Dejar los psicotrópicos...estoy empezando a ver dragones en el pasillo...


Bueno mentirosos, feliz año!!!
A partir de ahora, a mentir mucho y dejar los propósitos para otro momento...quizás, para el próximo 31 de diciembre, a ver si cuela... (menos el número ocho!)


Besis dosmilonceros
Geisha.