Es difícil vivir hoy en día sin hablar de política (por lo general, para echar pestes), del gobierno (sin duda, para echar pestes), de la crisis apestosa y etecés variados. 
Así que me he preguntado, qué pasaría si a este gobierno le diera por gestionar las Navidades...

- se llamarían Marianidades

- no habría 3 Reyes magos + Papá Noel... sino más bien 1 sólo rey mago llamado Rey Noel... o algo así...

- no tengo muy claro si los 4 anteriores estarían aún trabajando (ya que se ha aumentado la edad de la jubilación)... o si estarían ya jubilados cobrando una pensión en dirham o en euros (como ahora resulta que son andaluces...). Claro, que tampoco sé si esa pensión les daría para mantener a toda la familia: pajes, camellos, 30 esposas... En el caso del Papá Noel (que en tuiter será algo así como Pontinex, Pontinoelis o similar, imitando al Pontifex del Papa - sin tilde-) tendría que costearse el drinking (hecho público conocido y mencionado cada año), y mantener a una señora a la que nadie ha visto, y a un presunto hijo que en alguna película navideña, debe mentalizarse que tiene que dejar de vivir la vida y hacerse cargo del negocio familiar...

- La Virgen seguiría dando a luz en el pesebre... básicamente porque los hospitales serían privados, la matrona estaría fuera de servicio (por los recortes), no habría camas libres (por las plantas cerradas)... ni tampoco llegarían a tiempo porque no tendrían para los 5 euros de la ambulancia... igualmente, al precio que está la epidural...

- Habría que pagar copago por cada regalo recibido

En fin, Felices Fiestas y Feliz Fin del Mundo, que ya no queda nada.
Besis de turrón molido.
Geisha. 




 

Sumergirse bajo el agua; ver el color azul y el fondo de cuadritos de la piscina; el sonido del silencio, o el que se oigan los sonidos amortiguados por el agua... salir a la superficie para llenarse de colores y sonidos, para volver a sumergirse al azul y al silencio.

La playa a primera hora de la mañana, o a última de la tarde, cuando da igual que la gente esté por allí hablando, o los niños jugando, porque tú sólo estás concentrad@ en el sonido del mar, que va y viene; en el frío de la arena mañanera, o en la tibiez de la arena de la tarde.

Leer en un banco cualquiera de una calle cualquiera, o en una mesa esquinada de un bar abarrotado, donde el sonido es una trenza de notas que se convierte en sólo una que me aísla de lo demás.

Beberse un café por la calle... preferentemente en una ciudad que no sea la mía, mientras paseo sin rumbo ni horario.

Echarse en el sillón, con bola de pelos, el churry, 2 copas de vino, unas velitas y una buena música de fondo, o una peli y la mantita...

Buen fin de semana a todos.
Besis relajados.
Geisha.