Acabo de volver de darle el "ivnin walk" al doggy y de sufrir la experienciatraumáticadelasemana (aydiojmío y eso que es lunes!)
Para empezar, en honor a la verdad, y sin que sirva de precedenteeeee, he de decir que he salido a la calle en pijama...bueno, lo que se dice en pijama... lo clásico, el pantalón del pijama, la chaqueta de chándal viejo, los tenis favoritos y las gafas de andar por casa...sí, esas que todos tenemos, montura vieja, graduación más o menos, y que nos da pena dejar de usarlas, porque las pobres nos siguen dando un buen servicio.
Lo del pelo te lo tengo que contar...No, no llevo la pony tail (que sería lo correcto y parte del uniforme hogareño... sino que hoy iba yo tan mona con mi trenza de espiga, espigada de arriba a abajo, tan recogida y tan "pofesional"... y llegué con taaan fuerte dolor de cabeza a casa de lo estirada que la tenía... que no tuve más remedio que deshacérmela as.sun.as.posibol, quedando como consecuencia de un capricho capilar como VERA, la de Barrio Sésamo o tan trendy como las cantantes negras de los 70... o éso era lo que yo pensaba...
Así que ahí voy yo con mi perry, mis bolsis, mis llavis, mis baggy pants y mi pelo a lo afro versión light y con mechas, con tan mala suerte, y sobre todo culpando al karma de los lunes, que en mi barrio les ha dado por poner farolas de ésas con sensor de movimiento, y tan pronto como pasas y se enciende, tan pronto como terminas de pasar y se apaga, así que ahí iba yo, encendiendo y apagando farolas por la calle como una aparición fantasmagórica, sólo que al otro extremo de la cadena llevaba una bola de pelo negro con patas...
Yo no me había percatado de que era un algo espectral hasta que oí decir a una pareja que venía de frente "cóño, que susto!" y acto seguido cambiarse de acera, pero lo peor vino cuando, y vuelvo al mal karma de los lunes, dándole la vueltita al animalito en el parque para que hiciera sus pisicacas y jugando a encender y apagar las farolas, voy y piso una supercaca de un gran danés por lo menos!!! Nooooooo, aún vivo la secuencia a cámara lenta: flexión de rodilla, pie en alto, pie bajando lentamente en dirección a la versión coprológica del vesubio, pie enterrándose hasta el tobillo, incluyendo calzado, calcetín, bajo del pijama, perro tirando como loco para olerle el culo a un congénere, yo a punto de caerme sobre el bizcocho con toda mi alma, gente pensando que soy una vagabunda con un pedal de cuidado y alejando a sus hijos hacia un lugar seguro...
Un minuto más tarde (que me pareció una eternidad eterna en el infierno infernal) ya estaba de camino a casa, renqueando, arrastrando el pie por todos sitios, restregándolo en césped, borde de aceras, etecé y buscando las llaves como loca para que mis vecinos no confirmen sus sospechas de que me ha dado un diógenes o algo...
Conclusión mental...la culpa la tiene este pelo, que con el tema de la crisis estoy estirando las fechas de ir a la pelu y ando haciendo inventos como la trenza espigada para que no se me vean las raíces más oscuras que el café expreso de las 6 de la mañana. 
Así que he decidido que de mañana no pasa: Meidei, meidei, alerta capilar de grado 1!!!
Ahora me voy a restregar el pie con un poco de nanas y de algo que tengo que se llama "gairy" a ver si por lo menos es el milagro anticacas.
Buenas noches.
Besis.
Geisha.
Cada vez que el tiempo y el espacio lo permiten, vamos a una playita chiquitita (como la canción), medio calita, pero con su arena y todo, fíjate tú. 
Normalmente somos cuatro gatos, pero lo normal este verano ha pasado a ser algo excepcional... cuánta gente, de dónde ha salido esta marabunta???
y ahora que me fijo... mira que son feos!!!
señoras culonas y tetonas con todo al aire, hala! (Si es que las abuelas ya no son lo que eran, ahora van en plan keitmós, pero sin complejos oiga, ...),
niños pequeños con grave problema de obesidad pre-mórbida (mucha pena, ahí sí que nocomment -ellos sí comen, sí, padres del mundo, susvoy a dar clases de nutrición a todos!)
y chicos y chicas con cuerpos deformados a base de hamburguesas y cervezas (al final acabarán haciendo ropa especial para la zona de la barriga flotadora, ...)

Aparte de estar todos entraditos en carnes (y quién no lo está?) es que son... feos! no hay por donde cogerlos, entre las gafonas, el tinte rubio-blanquecino, la piel quemada por el aceite "yonsons" y el sol (si, todavía hay gente que prefiere freír a proteger, o lo que es lo mismo "¿tú cueces, o enriqueces?").
Pues eso, que son todos "incómodos de ver", y demás eufemismos varios. 
Nada de cuerpos esculturales luciéndose en la playa sin un ápice de celulitis. 
Nada de miradas furtivas, a espaldas de tu pareja, hacia el pac (que diría la cuoreadicta: pecho-abdominales-culo) o al pac-ketón de los chavales... no hay nada de eso hoy en día en las playas españolas. 
Lo que hay es la factura resultante de una vida de excesos culinarios transgénicos, de estrés laboral y personal, de sedentarismo y conformismo y la costumbre visual de creernos lo que nos dicen en la caja tonta y con lo que cada día nos engañamos unos a otros (y a uno mismo entero): que si la faja metetodo, el suje pushap, el wondercalzoncillo y las capas de chapa y pintura que nos ponemos todos los días (sí chicos, que el rimel invisible no es un secreto para nosotras, ejem)...
Y claro, es que nos hemos desacostumbrado a vernos como somos (despelujiados, ojerosos, arrugáos y celulíticos)! (aparte de que nos cuidamos en plan...raro, dos veces al año, para las fiestas de guardar y el resto del tiempo no miramos si lo que comemos es "contético" o sintético o del espacio exterior...)
En realidad, todos quisiéramos ser unos bradpises y unas anyelinasyolines... pero somos la paca, el paco, la mari... los de toda la vida!

En fin, que me he dado cuenta que nosotros también formamos parte del grupo de "los feos de la playa".... o de los mentirosos del día a día...
Besis.
Geisha.
Que todos mentimos/hemos mentido alguna vez, es algo más que obvio, es algo intrínseco de la naturaleza humana... pero, al igual que se disfruta de una buena comida (sin segundas, que te veo...) también hay un placer oscuro en mentir...

A mí me encanta mentir para tomarle el pelo a la gente, que te contesten con un "me estás vacilando?" y estallar los dos en carcajadas...
Me gusta mentirle a la de la tienda diciéndole "que tengas un buen día", cuando ambas sabemos que eso es harto difícil, pero me complace el darle esperanzas.
De pequeña me entusiasmaba mentir, sobre todo me inventaba historias de cosas que hacía, gente con la que estaba, sitios a los que iba...era fantabuloso estar fantabuleando todo el día!!!


De mayor, mis juegos han cambiado y también mis mentiras, ahora mieeeeeento más que hablo....jajajajaja, creo que ya te has dado cuenta...
Es una delicia mentirle a los jefes y decirles que están tan guapos y adorables y que son taaaaaan encantadores, o a las compañeras "descompañeras", o a las señoraspesadasdetodalavida (un día haré una entrada del peligro de las SEÑORAS en Espein...miedito)... 
Se me pone cara de mala interiormente cuando tengo que ser diplomática a la par que simpática-humilde-servicial-unencantodeniña cuando tengo que enfrentarme a alguna de estas especies. Soy como el "estarchiptrupers" de las relaciones públicas y mi misión es rescatar a todas las pobres almas que puedan ser víctimas de los entes comerciales semisuperiores!!!

En fin, que es viernes, se me va la pinza ("the pinz") y estoy en fase de preparación para otras mentiras que me seducen, las mentiras del fin de semana, las que liberan menti-endorfinas, te dejan la piel estupenda y te hacen quemar calorías de diversión y entretenimiento. Hoy me cambiaré el nombre, la profesión, la procedencia, seré a ratos una intelectual, una erotómana, una tímida, una que está de paso, la reina del baile o la paciente amiga. Hoy me merezco mentir y seducir.


Buen finde a tí también, y miente mucho, mucho.
Besis.
Geisha.
Tal vez estés aquí, tal vez no lo estés.
A veces te siento como si estuvieras a mi lado... sientes tú lo mismo?
Podría susurrarte palabras mientras te meso el pelo y tú dormirías en mi regazo mientras yo leo un libro cualquiera, uno de ésos que tengo en el estante, lleno de polvo y de ilusiones.
Y mientras duermes plácidamente, yo me morderé los labios, pero tú no me verás, no sabrás que miento, no verás mi rubor por la vergüenza que ello me causa...
La ví esta mañana...
Jamás la imaginé así...sonriente, retozona, sin pudor delante de aquél hombre que la amasaba como al pan...
La vi como a la mujer que es bajo las capas que la acompañan y la cubren día a día...
La ví esta mañana... y su desnudez me ha acompañado todo el día...
Mis amigos de Gran Canaria llaman a los gigantes y cabezudos de las fiestas PAPAGÜEVOS, y en casa nos gustó tanto la palabra que la usamos para todo: para el cabezón que se te sienta delante en el cine, para la gente perezosa (yo los domingos soy toda una papagüevos), como apelativo cariñoso ("oye tú, papagüevos, dónde pusiste...") y principalmente para la gente que va por la carretera...pisando "güevos"!

Pero ojo!, es importante diferenciar entre los Papagüevos y los Domingueros.
Mientras los segundos van disfrutando del paisaje, relajaditos en su día libre (yo los fines de semana TAMBIÉN soy una Dominguera) e "intentando" ir por el carril de la derechaaaa, los Papagüevos se empeñan en ir por la izquierda, pasan absolutamente del paisaje y no van más rápido no porque el coche estuviera para el plan prever hace 10 años, sino porque no les sale de los...idem!!!

Como en toda ley de "Murfi" que se precie, los Papagüevos circularán por carreteras en las que no se pueda adelantar (1 sólo carril, gente viniendo en sentido contrario, ...) y acelerarán únicamente cuando, leyéndote la mente, intuyan que quieres pegar un acelerón en segunda y despeinarlos gracias a la fuerza centrípeta-centrífuga-ignífuga que desprenderá tu coche al pasar por su lado. 
Para más inri, la probabilidad de que vayan en la misma dirección que tú la mayor parte del camino será, no sé, de un 99.9% por lo menos, con lo que te ves obligado a estar dando frenazos (para no comerte al papahuevos) o acelerones (porque el pobre coche se va ahogando por momentos) en lo que dura el trayecto detrás del susodicho.
Si encima por el camino te encuentras con un pelotón de "biciclistas papagüevos" pues lo mejor que puedes hacer es parar y tomarte un café.... o ir mirándoles el culo a 20 km/h, de cuya experiencia surgió mi duda existencial del miércoles: ¿los ciclistas no llevan ropa interior (es eso un "culou")?
Respuesta contrastada con profesionales del medio: normalmente no.
Si es que te tengo dicho que paso demasiado tiempo en el coche y me pongo a hacer cosas raras.
Hala, hasta la próxima nalga....digoooo historieta.

Besis.
Geisha.
Después de 10 años, hoy por fin era el día en el que el karma cósmico-fotográfico-carneril se arreglaría...
Repito... ERA.

Gástate unos dinerales en la peluquería, que te lavan-marcan-cortan-peinan-depilan-maquillan-encalan y empaquetan para regalo.
Peléate con la del estudio fotográfico para que te haga la foto una y otra vez (y otra, y otra, y otra...) hasta que el resultado sea el que tú quieres: sonriente, pero no excesivamente; con cara de persona seria y afable, pero sin llegar a parecer bobalicona. Muy importante, los ojos igualmente abiertos, nada de uno más cerrado, ni ojo pirulo, ni ceja haciendo cosas raras...
Tono de piel adecuado y prendas en tonos pastel, que realcen tus ojos y no parezcas un anuncio barato de cualquier cosa que vaya pegada en la parte de atrás de una furgoneta.

Todo, lo tenía todo planeado, ...
Primer día laborable del mes en que se te caduca el carnet de conducir... 
Por fin me libraría de esa horrible sábana rosa que no cabe en ninguna cartera fashion que se precie, imposible llevarlo cuando se sale de marcha y con una foto que parece que te encontraste en la calle, de alguien que ni siquiera conoces, puede que a lo mejor sea familia lejana, mmm, sí, veo cierto parecido... ejem!
Pues eso, lunes, después de un fin de semana agotador, me levanto a las mil, me ducho rápido, me visto a toda prisa, me hago una pony tail, me echo una carrera hasta el centro de reconocimiento médico con todos mis papeles y mis maravillosas fotos que van a cambiar el curso de mi vida conductoril de los próximos diez años...

Reconocimiento OK: "no, no me han hecho ninguna cirugía vascular, ni bypass, ni nada que no sea un empaste". "No, no uso gafas, bueno, sí, las tengo, pero no las uso". "No, no tomo psicotropos, antidepresivos, ni otro medicamento que altere el estado de ánimo... ¿Bebo habitualmente? Unas copitas el fin de semana es habitualmente? mmm, qué estás escribiendo? Oye!" "Piiiii, piiiiii, piiiiiii, piiiiiiiiiiiiiiiiiiii, qué es ese ruido? Ah, que tengo que conseguir que las bolitas no se salgan de la carretera y que no haga piiiiiiiii, jeje, pensé que cuanto más piiiiiiiiiiii mejor, no? Ah, vale."

Resultado del reconocimiento... Apta!!! (ya decía yo que había tanto loco en la carretera... ejem)

Vale, chica psicóloga-guión-recepcionista, aquí tienes todos los papeles y las fotos... cómo que las fotos no te hacen falta???
Que me siente ahí y que enseguida me las haces, que ahora es todo informatizado y blablabla....
Llegados a este punto ya no escucho, estoy paralizada de terror... me miro en el espejo con mi camiseta de propaganda, sin pendientes, cara demacrada, pelo estilo "vacalambuciona"...
HORROR!!!!!! 
Esto tiene que ser... una pesadilla fashion-carneril... en realidad yo tenía que ir a la DGT, no a la TQCE (Te Quedas Como Estás)... Buaaaaaaaa, otros 10 años de "prima de Quasimodo" al volante...
Odio las nuevas tecnologías cuando no hacen lo que yo quiero!!!!
Bueno, voy a estudiar la forma de perder el nuevo carnet "misteriosamente" para poder hacerme uno nuevo...
Besis. 
Geisha.