creer que has perdido el DNI.
creer que lo has perdido en el avión.
llamar a atención al cliente para verificarlo.
que atención al cliente te diga que ahí no es y te dé un número de teléfono.
que en ese número de teléfono te digan que ahí no es y te den otro.
que en el otro te contesten los de groundforce (que no es tu compañía, ni tu avión, ni tu dni que no llegó al ground y mucho menos a la force. O a lo mejor a la force sí que llegó).
que los de gf te digan que seguramente lo tiene la poli.
que les pidas el número de la poli a la que se lo dieron y que te digan que no lo tienen, pero que bueno, que es la policía nacional, que no tiene pérdida... (cara de asombro y cabreo in crescendo)
insistir en que te digan la oficina de policía a la que se lo han entregado amén de cursar una denuncia de algún tipo que aún no se me ha ocurrido pero que seguro que existe... que te cuelguen.
todo esto bajo la lluvia, en bailarinas, esquivando charcos, camino del metro, camino del congreso (al que ya llego tarde por un incidente con una almohada que ya contaré).

buscar en el google del teléfono el número de la PN de la T1... y que te salga el 091 (tiene guasa)
dejar de intentar llamar al eficiente personal de cualquiera de los teléfonos anteriores porque el metro entra en un túnel en el que no hay cobertura.
guardar las gafas de sol...encontrar el DNI en el estuche de las gafas, que lo había puesto ahí para no perderlo.
FIN DE LA TRANSMISIÓN.
.
..
...
....
PD: bajarse del metro 4 paradas más adelante porque me he dado cuenta de que lo he cogido en la dirección contraria a la que quiero ir.
3 hurras por la puntualidad en hora punta y situación de estrés emocional.

Besis de congresista.
Geisha.
Como todo el mundo, tengo una compañera de trabajo que es un poco...digamos, zorra... en el "buen" sentido, se entiende...ejem.
Y digo como todo el mundo, porque esto de la generalización de los compañeros de las actividades sociales viene de antiguo: el payaso de la clase, los empollones, los sabiondos, los guapos, el chivato...la zorra.

Y es que a nosotros en el trabajo de vez en cuando nos mandan de congreso... léase entre líneas: a beber y comer a cuenta de la empresa en un lugar lejos de la empresa. Yo fui el año pasado...con los jefes... yuupiii...ejem. Y este año le tocaba a mi compañerito el de la sonrisa perenne y el pelo caduco...peeero resuuuultaaa que, fíjatetúquecasualidá, que ahora "enrresulta" que la que se va de congreso es mi compañera, the fox...ejem!
En el trabajo lo sabemos todos, aunque ella no lo ha dicho, ofcors...pero como nosotros tenemos nuestra fuente fidedigna donde las haya (del cuerpo especial de investigadores de empresas y en todos los trabajos hay una: la señá de la limpieza, clininleidi pa' los amigos)... pues nos hemos enterado todos, aunque nos hacemos los longuis (o los discretos, para no descubrir a nuestra fuente)... eso sí, las va dejando caer, con mirada lánguida y vocecilla de "humildaz"...EJEM!

Pues mira tú por donde, que ahora hay que ir a una feria...Y voy yo! Muajajajaja. Pero claro, la clininleidi igual que trae información, la lleva (que para eso es agente doble), y ya me ha delatado. 

Así que ahí viene mi super-partner, the bitch...digoooo the fox, y me diceee: jotía, qué guay que te vas a la feria (con voz de borjamari femenina)... y yo con mi "humildaz" y mi mirada lánguida que practico todos los días frente al retrovisor mientros la imito con muy mala-milk, le digo: nooo, pero si aún no está confirmado, yo hasta que no tenga los billetes en la mano no digo nada (zorra, que eres una zorra). Esto último, por supuesto que lo digo mentalmente...o a lo mejor no, porque me mira con cara rara...

Besis de mala persona temporal.
Geisha.
De todos los escaparates que me gusta mirar, los de prensa me encaaantaaaannnn...
Si estuviéramos hablando de una zapatería, sería como probarse todos los zapatos...si fuera una perfumería, como atufarse con todas las fragancias... en el caso de la prensa, me entusiasma robar noticias, fotos, pedazos de cotilleos y de tendencias,... ains que soy una cleptómana visual!

Por otro lado... tengo un vicio inconfesable... soy adicta a los regalitos de las revistas...bolsos, rímeles, paraguas que duran un chaparrón, carteras que se desintegran en cuanto las sacas del envoltorio... pero es todo tan, tan, tan... 

Es verdad...tengo un problema viciático con los "regalos" (gifts que en realidad están incluidos en el precio del magazine...y que por lo tanto están siendo pagados...por mí). Me doy cuenta de ello. Sobre todo cuando abro la revista y tengo que pasar 20 páginas de anuncios antes de llegar al primer "artículo"... conste que a veces ponen cosillas interesantes (aparte de modelos y zapatos)... pero normalmente tengo una sensación de deja vú (pronunciado deyavú y que significa dequeyaloví en franchute gabachil)... 

Éso de venderme al mejor postor de regalos es la principal razón de que no sea muy fiel a las revistas...bueno, eso y que en la pelu son gratis (bueno, que sí, que van incluidas en el precio del cortar-color-y peinar)... pero ¿a que tú no tienes una sombra de ojos de Tosus por 3.75 o una limpiadora de Lina Bocadil por 2.65, eh, eh?

Sólo espero que no se me caiga la cara (y no de vergüenza, que el del kiosco ya me ha dicho que no estoy en una biblioteca, ejem).

Besis de papel cuché (que no sé cómo se escribe).
Geisha.