Hola mentirosos!!!
No engaño a nadie si digo que para esta entrada tenìa en mente algo más navidoso, navidero y navidista...pero en vista de los últimos acontecimientos, el blog de las felicesfiestas tendrá que esperar...

Resumen laboro-festivo: descompañero haciendo de las suyas en mi ausencia...llego de las "vacas" y me encuentro con un desaguisado monumental...me salen cuernos y rabo y empiezo en plan acoso y derribo para que los jefes se den cuenta del arretranco autóctono que tenemos encima...
WRONG!

La 1ª reacción del "aydiosmío" conlleva un cabreo de órdago por la pérdida monetaria y la mala imagen personal y desata la debacle del contrato temporal, que pasa a ser de 3 meses de renovación a 1 mes y si te he visto "ai dont rimember"...

Pero debe ser que no me leí bien el libro de "cómo ser una arpía en el trabajo y no morir en el intento", porque a la vuelta del finde me he enterado que no sólo no me lo quito de encima, sino que el contrato ha sido ampliado y con vistas a indefinir!!! (Ahora el "aydiosmío" lo digo yo)...

En fin, que a quien madruga, le toca trabajar más...no por mucho madrugar, tu compañero toma ejemplo, y a quien árbol se arrima, buena leña hará de él...así que me temo que eso me pasa por ser mala persona...
Nota mental: para el año que viene pedirle un corazón y una conciencia al mago de Oz, porque está visto que el papel de arpía brujil no se me da bien...lo mío es ser una pardilla...
Pues eso, descompañero para rato, que ya le tiene el tranquillo cogido a eso de "trabajar" sin producir...

Besis de polvorón, que tengo que ahogar mis penas.
Geisha. 
Imagina: música de Frank Sinatra ("start spreading the news..."), mézclalo con Alicia Keys, sazónalo con Beyoncé y métele caña con Jay Z o similar. 
Esta mezcla tan...rara... es Nueva York. 
Toda la marcha que quieras, mezclado con nuevas tecnologías en Times Square, pantallas táctiles en plena calle a modo de escaparate en Lexington Avenue, gorilas con cuerpo tipo armario de 4 puertas, sonrisa de niño de 3 años y voces radiofónicas en cualquiera de las tiendas de la 5ª Avenida. Desayuno, almuerzo y cena con diamantes en Tiffany's, Cartier, Bvlgari, ...
Si no se te han puesto los pelos de punta todavía, no te mereces a Nueva York.

Durante el día es un bullicio de coches, predominando el rojo de los buses turísticos con el amarillo de los taxis. Igual que en cualquier ciudad española, los policías colapsan más el tráfico, pero hasta ellos lo hacen con un "yenesépacuá" americano. Y por cierto, los guías suck! Mejor ir con tu librito, que te enteras de más cosas. Ellos te cuentan su vida, y si aquí vive fulanito, y yo aquí jugaba de pequeño...

Se nos hacía de noche demasiado pronto, a las 5.30, como para que nos diera tiempo a hacer, ver, sentir y degustar todo lo que queríamos de la city, pero incluso así era como si la ciudad, el clima y el tiempo se aliaran para que nos integráramos en el ritmo frenético de NYC: línea 1 roja para trayectos largos, línea 2 es la exprés. Línea verde al Harlem y al Bronx, naranja a Queens o a Brooklyn...Todos los colores para Manhattan. El tren de cercanías a Long Island, y el ferry gratuito a Staten Island...

Visitar los barrios fue toda una experiencia. Los señores "de color negro afroamericanos" dan un pelín de miedo (básicamente), pero, caras de mala-ostia aparte, son gente corriente y moliente.
Menos cuando en el Bronx nos equivocamos de parada y preguntamos a una señora, y la pobre nos miró con cara de susto y preocupación y nos dijo "oh, no -ou, nou- estáis completamente en el lado equivocado del Bronx". Para acto seguido, casi cogiéndonos de la mano, nos llevó hasta la zona "recomendable" (igualmente gente con cara de pocos amigos, pero safe)Misa gospel en Harlem, y chinos y más chinos por todos lados!!! Incluso hay una "2ª mini Chinatown" en Queens (zona de los griegos), aunque la auténtica Chinatown de Nueva York es horrible de fea (Comercios y más comercios y bastante suciedad). Desgraciadamente se está "comiendo" a Little Italy, donde los músicos y los camareros son un encanto y muy divertidos (buena comida y muy buen precio)
Si has visto series tipo Betty la fea, La niñera,Sexo en Nueva York o películas tipo Spiderman, ... realmente cualquier película/serie neoyorquina...pues es igual, igual, igual...forma de hablar, lugares... es como estar en un set de rodaje! 

La tienda de Hermés cerrada para la celebrity de turno (a saber si sería Nicole Kidman, Madonna, Taylor Swift, que andaban por la zona, o la propia Anna Wintour!). 
Levantarse de madrugada para coger un buen sitio y ver el desfile de Acción de Gracias (la Macy's parade) con todos sus artistas invitados famosos (Kylie Minogue, Kanye West, ICarly, Jessica Simpson, Juanes, Jimmy Fallon, ... y después ir a comer la típica cena de Acción de Gracias, con su pavo y sus mashed potatoes y la tarta de calabaza y la de nueces pecanas (Pumpkin pie & pecan pie, ñaaaam!)
¡¡¡Tropezarse con Johny Depp por la calle!!! (no tiene precio!)
 

Central Park con los Strawberry Fields, el Belvedere Castle, Alicia en el País de las Maravillas, las carrozas de caballos, los lagos, la pista de patinaje sobre hielo, ...
El Financial District, con toda su gente enchaquetada y su Bolsa de Nueva York... Me pregunto cómo se coló el follonero, porque aquello está más vigilado que un aeropuerto! Afortunadamente la zona cero es ahora "zona en obras" y no se ve nada macabro. Pero sí que se pasa mal cuando visitas la iglesia a la que iba la gente a poner fotos y descansar y eso...todavía lo guardan todo "para no olvidar". Es entrar y ponerse a llorar de las emociones y la presión que se respira allí dentro. 


En Liberty Island nos pasó algo...curioso. Cogemos el ferry (después de 1 hora de cola...es que había poquita gente, normalmente son 3 horas). Fotos de la estatua según nos acercamos a la isla, nos bajamos en la isla para ver la estatua de cerca...de casualidad le preguntamos a una Ranger a qué hora salía el siguiente ferry para la isla de Ellis (la de los inmigrantes) y nos contesta que el último, si no fue ya, es ahora. AAAAAAHHHHH. Miramos el culo de la estatua de la libertad y echamos a correr nuevamente hacia el ferry. Así que en realidad la estatua completa sólo la vimos desde el barco. Allí, in situ, sólo su culo (de todas formas, nos da una perspectiva bastante acertada de la actualidad: Libertad, a tomar por cuuuu....) 

Y por supuesto, subir al Empire State, al Top of the Rock en el Rockefeller Center, también con su pista de patinaje, recorrer el MET, el MOMA, el Guggenheim (realmente, los visité como el que va de tiendas, porque hay tantísimas cosas que ver y tan poquito tiempo...). Espectáculos de Broadway (nosotros vimos Mary Poppins), partido de los New York Knicks en el Madison Square Garden, tour "detrás del escenario" en el Radio City Music Hall, artistas y vendedores callejeros, puestos de perritos,...

Recuerdas cuando dije que Las Vegas era como un parque de atracciones? Esto sí que son atracciones para mí!!! Ir por la calle tomando un café y estar rodeada de tiendas y más tiendas! Guauuuuu.

No obstante, en el fondo soy una sentimental y apenas tuve tiempo de comprar nada porque estaba ejerciendo mis deberes turísticos. Apenas un regateo en los chinos con los souvenires. Y encima en el aeropuerto encontramos los mismos items al precio regateado de los chinos, snif. 

Pero... a Prada pongo por testigo de que volveré a los niuyores!!!

Besis de Caramel Macchiato, extra sugar.
Geisha.
Bueno, continúo con mi periplo americano...
WELCOME TO LAS VEGAS.

Lo 1º que me llamó la atención fue el nombre del airport: McCarran... o lo que es lo mismo el "macarra internashional"...mal empezamos...

Hotel: si te digo el nombre, no te sonará, pero si te digo que es el que tiene las atracciones anti-vértigo en la parte alta, con la montaña rusa que parece que acabas en el vacío... Estaba bastante bien. Problema: en el 5º pino, a la izquierda.
Menos mal que había un servicio de buses que funcionaba bastante... menos mal que había un servicio de buses, punto.

Los casinos principales están en una calle (el strip), y te parece que todo está cerquitaaaa. Repito, te parece, porque en realidad, echarse a caminar, es como vivir un sueño de esos en los que caminas, caminas y parece que las cosas se alejan o nunca llegas a ellas...


Aparte de éso, es como un Disney para adultos, tantas luces, tantos clin-clin-clin, y musiquita y espectáculos (el del agua en el Bellagio, el del volcán en el Mirage, el de los piratas en el Treasure Island), más los que hacen de pago (nosotros vimos KA del circo del sol y LE REVE de... no sé, pero increíbles, házles un YOUTUBE para que veas...guauuuuu). Hasta una montaña rusa en medio de la calle y cruzando por el casino! (obviamente, nos subimos, y hasta nos hicimos "amigos" de unos ukranianos, lituanos, de p'allá y le dijimos al de los tikets que éramos familia para que nos saliera más barato y nos regalaran la foto, jajajajajaja)

Cosas feas: 
- los pesados que están todo el día en la calle dándote folletos de señoritas guarrillas (incluso a maridos que van con sus señoras y sus hijos al lado)
- los pesados que están por fuera del ayuntamiento para que vayas a su "capilla" a casarte 
- que los del MGM tengan a unos leones completamente drogados y te digan que "están tan tranquilos en este habitáculo insonorizado, que por eso no se mueven, ni abren los ojos..." y que ellos viven en una granja que está a las afueras de Nevada...JA! Y lo que me pareció lo peor, es que te cobran 200 dólares por estar tú sólo con un cachorrito (gatito, gatito) en una urna en la que te ve todo el mundo (reclamo merchandístico), sobando al animalito (no los rechaza después la madre por el olor?)
- los "grupier" de los casinos (mira que son feos y feas!). En algunos hoteles había una mesa en la que había 8-10 chicas jovencitas y ligeras de ropa de grupier, pero era sólo reclamo, jajajajajaja
- muchos hispanos que no quieren hablar en español contigo pero lo hacen entre ellos
- desayunar costillas, arroz, pollo, donut, huevos, etc a las 7 de la mañana porque en el buffet del desayuno ponían de todo, estaba incluido y no queríamos parar a comer ni gastar (que somos unos ratillas)...al final echamos de menos esos desayunos y todo, ains
- que no jugáramos a NADA en LAS VEGAS (tiene delito). El último día nos dimos cuenta de esto y metimos una moneda de 25 en una tragaperras y nos sacamos 10 $! (y sí, metimos una 2ª moneda y se la quedó...fin de nuestra etapa jugadora en Las Vegas)

Por cierto, que las máquinas no dan dinero, sino unos tikitos para que vayas a la caja a cobrarlos... y hay máquinas de todo, de monopoly, de Sexo en Nueva York... todas con muchos botones, jamás las entendimos... Eso sí, me dejé los dineros en unos taconazos estupendos (y ya me caí con ellos, ejem, pero éso es otra historia de las mías)


Último día: Gran Cañón!!! OOOOHHHH
Espera, espera...
Excursión en helicóptero...OOOOOOHHHH
Espera, espera...
Nos tocó delante... OOOOOHHHHH
Nota mental: esto hay que repetirlo. Es super divertido. El Cañón es alucinante (también lo recorrimos en balsa y lo flipamos flipeishon!)


Bueno, el tiempo pasa volando en helicóptero... Adiós Las Vegas, adiós señores de Elvis y disfraces varios que se ponen en la calle para que te saques fotos con ellos (y les dejes la propinilla), adiós tienda de los emanems (me encantó, 5 plantas de cosas de emanems, para casa, para vestirse, para comer, ñam!), adiós aeropuerto macarra!


Besis de ludópata frustrada (pero compradora compulsiva succesful!)
Geisha.

PD: Que nooo, que ni vimos a los del CSI ni el Montecito existe...

Muy bien, 2ª parte del viaje...
Madrugón a las 4 de la mañana para hacer el equipaje (el que no hice por la noche porque estaba taaaaaan cansadaaaa).
Equipaje hecho a toda pastilla tirada en el suelo de la habitación del hotel, incluyendo la parte de sentarse encima (e incluso saltar) para que cierre; mirando el reloj en el móvil cada 5 minutos, estresada por el miedo a no llegar al aeropuerto a tiempo...
¡Salimos! (5 de la mañana). Parada de bus... no viene... seguimos en la parada... ¿cogemos un taxi?...uf...ya viene! súbete!!!
Traqueteo, traqueteo, parada. Traqueteo, traqueteo, parada. AAAAAHHHHHH, no vamos a llegar!!!
Parada. Bájate!!! Metro? Metro? AHHHH, nos hemos equivocado de parada!
A correr!
Por fin llegamos al metro, cogemos el metro, uf, respiramos... vamos en el metro, el metro se para, hay que bajarse. 
Hay que bajarse? Oh no! Conexión al aeropuerto!!! 5 minutos, 10, ...¿y mi móvil? Bolsillo, bolso, pantalón... Bolsillo, bolso, pantalón...Imagen mental del móvil en el suelo de la habitación...MIERRR... llega el metro, lo importante es no perder el avión, OOOOOMMMM, OOOOOMMMM.


Llegamos al aeropuerto, cogemos el trenecito interno que nos lleva a nuestra terminal, corremos hasta el mostrador de facturación y le gritamos a la azafata (6.20) que nos deje tarjetas de embarque, que no facturamos, juramos que correremos hasta la puerta de embarque (ya total, por correr que no sea). Tarjetas de Embarque!
Corre, corre!!!
Para de correr. Acabas de llegar al control de seguridad; millones de personas que no te dejan pasar, seguritas que no te dejan colarte, descálzate, medio-desvístete, quítate cinturón, pendientes, reloj, pinzas del pelo y saca ordenador, cámara, móviles y líquidos de la mochila. Párate en la ducha de mampara ésa que han puesto en medio del control, las manos en alto y quieta...Te acaban de hacer un escáner corporal, en el que el policía te ve hasta la letra del carné de identidad. Después de la "ducha escánica" hay una barrera (tipo valla para que los borregos no salgamos de la zona), que no te dejan atravesar hasta que no le den el OKEY a tu escáner...ejem. Me siento un poco Maggie Simpson cuando la pasan por el escáner del súper... Entonces te dejan pasar a recoger tus cosas (qué manía todo el mundo de empezar a vestirse allí en medio)... Yo cojo todo de las bandejas y me echo a correr a mi puerta de embarque! Corre! Sígueme!
Llegada a la puerta de embarque (6.54).
¿Cómo que el avión no está? ¿Cómo que el avión ya ha salido (vuelo a las 7.00)?
Es un poco difícil parecer seria con los pantalones cayéndose, descalza, el pasaporte y el billete en los dientes y una maraña de cosas en los brazos (abrigo, suéter, portátil, zapatos...) pero unas chicas que también han perdido el avión me dicen que ha salido hace más de 10 minutos (repito, vuelo de las 7). 
Al parecer, la política de la empresa es que vuelo de las 7 quiere decir que a las 7 ya está volando... (que se chupen ésa los suizos y su puntualidad!)


En fin, tirados en el aeropuerto de Sanpaco. Resumen de daños: vuelo perdido, móvil perdido (dignidad perdida?), día perdido (próximo vuelo a las 19.00)...WIFI gratis!!! Bueno, no todo puede ser malo...

Próximo blog: VIVA LAS VEGAS!!!
Besis impacientes.
Geisha.
Hola!!!
Bueno, después de mucho hacerme esperar y de rogar, aquí van mis "vacas"...
Ví a Johny Depp!!!
Espera, espera, que eso es casi al final.
Voy a intentar ser ordenada y cronológicamente coherente...
Mmmm, Ví a Johny Depp en Nueva York!!! AAAAAAAHHHHH!!!!
Bueno, o era él mismo, o un taxista que se le parecía mucho...pero demasiada casualidad, 5ª Avenida, zona pija, por la calle, ... AAAAAAAHHHH!!!!


Bueno, vamos a reponernos un poco.
Las "vacas" empezaron oficialmente en el vuelo de ida, allí comprimida con mis compañeros pasajeros, que las rodillas nos chocaban con el asiento de delante, pero eso sí, cada uno con su propia pantallita para ver toooodas las películas que quieras.


Llegada al aeropuerto de Sanpaco...vía aeropuerto de Piladelpia, con sus funcionarios que beben vinagre para merendar, qué majos que son... Trenecito, metro, placita llena de kinkis a las 10.30 de la noche...mmm, auténticos kinkis y chiflados franciscanos! Yupi! Ya estamos aquí!
Pero, ya que lo menciono,...mira que hay gente chiflada y "jomles" en Sanpaco! Cuestión del buen clima y de que no haya social welfare (seguridá sossiá) pública.
Otros que hay a mogollones son...chinos!!! Y mira que es bonita la "chainatoun", con su portañica y sus galletitas de la suerte... La penica eran las chinitas viejecitas, que andaban rebuscando en la basura buscando latas y botellas...
Eso sí, la ciudad, como en las películas, con sus tranvis a la antigua usanza y sus trolebuses y su "goldengueit", que nos lo cruzamos a bici (ay! mis agujetas!) y acabamos en un pueblito que está en la costa de enfrente a la bahía: Sausalito, muy mono él. Con su ferry que nos llevó de vuelta por un módico precio, bicis incluidas.
Alcatraz no estuvo mal, aunque no da tanto miedo como lo pintan.
No nos dio tiempo de ver las secuoyas (árboles gigantes tipo "el señor de los anillos") pero no me fui de allí sin comer una cosa guarreridosa muy típica: sopa de almejas en un cuenco de pan (buscar en guguel)...No es algo que tenga en mente repetir.
Ah, sí! También estuve a la caza y captura de una sudadera que pusiera San Francisco... me probé como mil o 2000...y todas eran amorfas!!! (hombros anchos, cintura estrecha y hacía unos pliegues rarísimos a la altura de las axilas... estos americanos son de cuerpo huidizo o algo). Si es que la moda no está hecha para los souvenires...
En fin, me voy a soñar con el Johny Depp taxista.


Besis.
Geisha.
Bueno, dejando la indignación aparte y en vista de que en nada me toca volver a trabajar (oooohhhh), me pongo de lleno con el blog, que lo tengo abandonaíto, abandonaíto...
Mi idea para este fin de semana era bastante utópica: 
deshacer las maletas, lavar ropa, montar el árbol, actualizar el blog y básicamente ponerme todos los pijamas que tengo, mientras exprimía los vestigios de mis vacaciones (YUESÉI!) delante de la tele (haciendo research de lo que ha pasado por Espein este mes) y haciéndome una cura de sueño (ZZZZZZZZZZ) por motivos de salud (ejem!)

Pues no, hijo no! 
El llegar estuvo bien, escapando del mal tiempo justo al ídem, porque un par de horas más tarde cerraban aeropuertos en Londres por "invisibilidad" aérea.
Al día siguiente, el destino ya me iba dando pistas de por dónde iría la cosa (para qué hacemos planes, si luego las cosas salen como quieren): lavadora rota. 
Aquí no se lava. 
Bueno, teniendo en cuenta que llevo un mes poniéndome la misma ropa una y otra vez, como "las barriguitas o la balby", pues tampoco es algo que me preocupe mucho 
(aún así, llamo al técnico y...sorpresa! que a ver si puede venir el día 9/12)... 
pues vale, un pequeño contratiempo en el plan de marujeo del finde.


En fin, pasamos al siguiente punto en la lista de actividades...llevar a unos amigos al airport, que se van de bank-holiday a la penin, osea! ...
mmm, se iban, porque su avión tenía que haber salido el viernes 3 a las 17.50...ja y ja. 
Cuando facturaron, ya les avisaron de que había retraso de 1 hora porque el avión no había llegado y claro, puente, y claro mal tiempo, y claro, mucha gente.  Muy claro todo.
A las 6 pm zulú, nos llaman de Madriz a decirnos que en las noticias están contando lo del "abandono masivo de sus puestos de trabajo" de los "master del universo aeroportuario español"...cosa que en nuestro aeropuerto aún nadie sabía, ni en ventanilla, que decían que no habían oído nada y la empresa no les había comunicado nada y que a esperar... 
Según nos alejamos de la ventanilla de información, se declara el cierre del espacio aéreo...pero claro, ya no estábamos en cola, vuelta a la cola (así como 500 ó 600 personas por delante de nosotros)...
En resumiendo, salimos de allí a las 23.19, con una promesa de devolución de billetes en las manos, varias hojas de reclamaciones de aena, un montón de conocimiento aeroportuístico y un tiket del parking que...como si fuera de oro, oiga! (porque a los señores del parking del aeropuerto no se les pasó por la cabeza tener la buena fé de levantar barreras para que miles de personas pudieran irse, nooooo). 
Amén de un odio irrefrenable a unos señores y señoras que dicen encontrarse mal y se van, pero no a su casa, sino al hotel de al lado del aeropuerto, a echarse algo y a sonreír ante las cámaras enseñando los dedos haciendo el símbolo de la victoria (si giraran la mano, con la palma hacia ellos, sería el símbolo de "quetedén por el piiii" según la cultura Inglesa... que es el que yo creo que realmente nos estaban mostrando).

Pues eso, que cada cual tiene que barrer pa' lo suyo, sí, pero según los medios que están estipulados, no en plan ataque terrorista, sin preaviso, ni servicios mínimos, ni interés por el que se ha gastado los ahorros (en tiempos de crisis) en un viajecito de 5 días para olvidar las penas, o de los que intentaban regresar a casa, ancianos, niños u órganos para transplantes. Y si la migración masiva vía carretera por no poder hacerlo vía aérea hubiera derivado en accidentes masivos?
Ahora les expedientan (y que se atrevan a no hacerlo) sobre todo por la presión popular... y les obligan a volver a trabajar a la orden de FIRMES! ¿va a tener que ser esto así, para que unos funcionarios cumplan con su deber? 
En el resto de profesiones, el que no desarrolla su función es finiquitado por incumplimiento de contrato...ejem
Aunque yo tampoco me olvido del médico que les está firmando las bajas,... como diría la Reina de Corazones del País de las Maravillas "que le corten la cabeza!"

En fin, que el puente se acaba, yo ya voy por 3 pijamas, he visto muchas series y tengo que aprovechar las 24 horas que me quedan de vacaciones (aunque el miércoles descanso otra vez, que si no me estreso).
Así que, a otra cosa mariposa! 

Y dejemos de momento el debate de si algún político que otro (sabiendo la que se venía encima) se dedicó a "abanicar el carbón para que prendiera" y de paso se hizo un viajecito a un aeropuerto ya famoso por sus huelgas de hambre ante otras causas infames...

Besis de activista recalcitrante en pijama.
Geisha.

PD: Prometo que el blog de las "vacas" está en camino...