Montar muebles del Iquehay me relaja... bueno comprarlos a lo mejor me relaja más, pero montarlos me da una sensación de "por el poder de greyskol, yo puedo con todo, llaves allen a mí" que me pone las pilas para todo el día (o días, porque luego soy de las que se para delante del mueble schrogsin* a admirar mi obra... todas las veces que paso delante... y qué bien "m'aquedao").
Maquillarme no me relaja nada... sobre todo porque es una actividad que hago en los microsegundos de tiempo que transcurren entre las plantas 2ª y baja de mi casa, o entre la distancia entre la puerta de casa y la puerta del coche... o lo que tarda el semáforo en ponerse en verde... que quien dice verde, dice ámbar... que hay prisa... Eso explica por qué llevo el colorete estilo años ochenta, o pegotes de rímel en el párpado... o por qué el lápiz de ojos no se queda en su sitio... pero bueno, nada que un golpe de toallita no arregle (superfan de las toallitas de bebés, pero para todo eh?)
Criticar a la gente me relaja momentáneamente; luego me da remordimiento por ser mala persona o por decirle a la persona equivocada un comentario erróneo que puede ser malinterpretado... así que, nota mental, mejor ser buena persona siempre... menos con las señoras... juro que un día hago un blog sólo de señoras: señoras que te dan con el bolso a modo de "hazme sitio que tengo que pasar", señoras que tienen ceguera parcial para las colas, señoras que se creen que todas las dependientas de una tienda están ahí para atenderlas como si fuesen la yuliarrobers en pritigüoman, pero a grito de "miraperdona"... independientemente de que la dependienta en cuestión ya esté ocupada (por ejemplo atendiéndome a mí); señoras que te cantan las cuarenta cuando las reprendes diciéndoles que la "chica" me está atendiendo a mí y que espere su turno... (cantar= gritar/hablar muuuuy alto, las cuarenta empiezan con "miraellaquesehacreidoniquefueralarreinadesaba", seguido del enésimo "miraperdona")...
Escribir el blog me relaja, y es como los muebles del Iquehay... una vez que lo monto, no puedo dejar de mirarlo... espero que a tí te pase lo mismo.
Besis con nombre sueco.
Geisha.

*saludos a Schrogsin, gracias por el préstamo nominativo a interés cero ;)