El otro día hice un descubrimiento terrible...
algo que me cuesta reconocer incluso sabiendo que el anonimato cibernético me proteje...
no puedo, lo siento...


En fin, me sacrificare por el bien común...yo...yo...
YO TENGO UN JUANETE!!! 
AAAAAAHHHHH!!!!!! Qué hago yo con ese pobre dedico que se tuerce ligeramente hacia dentro?
Qué hago yo con todas mis esclavitas de playa?
Habrá algún ejercicio para corregir esto? (nota mental: estirar los deditos de los pies al máximo no funciona, repito, no funciona y deja agujetas...snif)
Cómo no me he dado cuenta antes?
Lo que más rabia me da es que llevo 5 años con calzado plano, cremitas podológicas para las durezas y asperezas, durmiendo con mis calcetinitos... y todo para qué?
Para sufrir en silencio, no como los de las florecillas en el culete, que a todo el mundo le cuentan que las tienen/han tenido y que tal/cual crema les ha ido genial. Nosotras sí que sufrimos en silencio, escondiendo nuestros piececitos de la vista pública (digo nosotras porque desconozco si hay algún hombre heterosexual con juanetes...)

Pues he decidido que ya que me tiene que salir un juanete, que me salga con motivo, así que...
¡Adiós calzado deportivo, hola taconazos de muerte (eso sí, con su tirita ancha, que me ha dicho la chica de la tienda, para que disimule)!
PD: lo siento espalda, pero alguien tiene que sacrificarse, y puesto que el corcho de vino que me dijo la abuela que me pusiera entre el gordito y el flaquito no está funcionando...
PD: Mamá, te odio por dejarme la peor parte de la genética familiar, entre esto, las cartucheras y los tobillos rectos me estás dando el día!


Besis.
Geisha.
Estimados señores del milcuatro:
Ruego dejen de llamarme a cada minuto del día. Estoy cansada (LaPanto diría "de los Rivera") de dar excusas. Le adjunto lista de las mismas:
- telepirsa dígameeeeeiii ("estaría interesado en blablabla...")
- lo siento pero estoy en un duelo ("mi más sentido pésame... ¿cuándo le viene bien que le llamemos?")
- soy la de la limpieza, la titular de la cuenta se dejó el móvil ("aaahhh, pues era para comentarle que si se pasa a nuestra compañía...")
- estoy conduciendo, estoy en el trabajo, mi madre no está ("era para comentarle que si se pasa a nuestra compañía..." seguido de "¿cuándo le viene bien que le llamemos?")
- mmmm, este teléfono no es mío, me lo acabo de encontrar en el cine y pensé que era el dueño ("bien por usted! pues ahora podría cambiarlo a nuestra compañía porque blablabla...")
 - mmm, estoy haciendo el amor con mi marido  (ahhh, ¿cuándo le viene bien que le llamemos?")

Y de las indirectas a las directísimas:
- no estoy interesada, no me llame, ¿dónde ha conseguido este número?, ¿sabe que infringe la ley de protección de datos?, ¿están grabando esta llamada?, pues quiero que quede constancia de que NO QUIERO QUE ME LLAMEN MÁS, NO VOY A CAMBIAR DE COMPAÑÍA, SUS TARIFAS SON KK Y USTEDES SON MUUUUUUY PESADOS.....
- O directamente le doy a la tecla de colgar

Obviamente todas estas declaraciones de intenciones empresariales ("somos líderes del mercado, bla, bla, mejores ofertas, blablabla, mejor cobertura, blablísimo, ...") han ido seguidas por mi parte de: TUTU TUTU TUTU...
Pero no las pillan oiga!


Así que señoresdelmilcuatro, ni sus tarifas, ni sus coberturas, ni sus ofertas son mejores, ni sus empleados de nacionalidad variopinta tienen idea de la geografía española cuando se les pregunta cualquier duda de franjas horarias de tarificación, facturas, distribuidores, etc, ni yo tengo ganas de inventar más mentiras para no parecer la borde en la que me convierto cuando ustedes me llaman.

Hace muuuuchos años fui de su compañía y me fallaron como cliente, así que no, no voy a volver.

Atentamente,
Usuaria Borde número 4850975975998

(tecla de colgar)
TUTU TUTU TUTU TUTU TUTU TUTU TUTU TUTU
Hay momentos del día y de la vida que deberían tener un botón de backward por derecho propio.
Por ejemplo, el estrompazo que me metí ayer en una plaza pública de camino a un evento multitudinario al que, cómo no, llegaba tarde, con lo que ya estaba todo el mundo allí para ver mi despegue, vuelo y aterrizaje imperfecto.
La culpa no la tuvieron mis maravillosas nuevas plataformas de longitud de tacón igual a una octava del piano...no, sino la dichosa piedrecita en el medio del camino, que, rodando, rodando, llegó desde la obrita de turno. Y es que esta ciudad no está hecha para chicas como nosotras. Si las de "Serson'uevayor" tuvieran que vivir en una ciudad española (cualquiera) no serían fans de "lolo el de la palma" ni de "luigi el del butrón" sino del "capitán tapiloca", "diez-a-tlón" y las alpargatas de la ventita de al lado!
Y es que yo ya estoy harta de aterrizar sobre mis pobres rodillas!!! 
Vaaaaale, que pueda que yo también sea un pelín torpe, no te digo que no, pero es que ayer fue la piedrecita (suerte que elegí el pantalón largo, que estiliza más, en lugar del monísimo vestido que me hubiera dejado un momentazo artístico al que titularé "retrospectiva interna expuesta a la cultura popular moderna")... y es que el otro día fue el pie en la alcantarilla destapada que se habían dejado en medio de la acera en una zona de copas (para que luego digan que beber es malo, si no llega a ser por el ciego que llevaba, el dolor hubiera sido insufrible. Modelito mostrado: bermuda berenjena con tacones y morado a juego)... y hace unos años fue "chancleta playera hace surf en charco de agua sucia en el centro comercial".
Si es que la culpa la tiene... la tiene... bueno, no sé quién la tiene, si yo por querer ser tan fashion, que no miro por donde voy, o el servicio público, que son todo hombres heterosexuales y no comprenden el intríngulis del equilibrio malabarístico que hacemos para estar divinas de la muerte mortal ya sea caminando por una calle divina estilo precolombino ADOQUINADA (odio los adoquines!), entrando/saliendo de transporte público (aviso a caminantes, son una trampa mortal y para colmo suele haber cámaras de vigilancia, para partirse de risa después) o entrando y saliendo de coches (eso es un mundo aparte...)
En fin, que aquí la torpe se despide. Me voy a entrenar un rato un ejercicio magnífico que he patentado. Lo titularé: doble salto-incorporación mortal acompañado de giro de cabeza en ambas direcciones, todo ello en un solo movimiento, eh?
Besis.
Geish@. 
PD: mi amado, al que hoy llamaremos persona antipática que se ríe de mí, me acaba de recordar aquella vez que, subiendo cadera p'acá, cadera p'allá, las escaleras del cine con un cubo de palomitas.... siiii, lo ves venir verdad? pues eso, acabé de palomitas igual que las novias acaban de arroz... recuérdame que no suba ni baje escaleras con un plato de spaguetti!!!

Doooomingoooo
Día de:
* ordenar el armario: está hecho el caos mayor del universo. 
Llevo 3 semanas poniéndome la misma ropa una y otra vez. Circuito de mi ropa: cesto --> lavadora --> tendedero --> yo.  
Es que no tengo tiempo de recogerla, doblarla, guardarla amorosamente. De hecho, mi ropa ha de pensar que la odio porque, o la tengo abandonada días enteros en el tendedero, o la lanzo al interior de un armario oscuro y muuuuuy desordenado, junto con las otras prendas presas de mi desidia.

* ver muuuucha tele: bueno, esto en realidad incluye una amplia gama audiovisual, desde las películas alemanas de los 80 que tanto gustan a algunos canales, como todas las series y películas que tengo eternamente guardadas en el ordenador y que están a punto de hacer explotar mi disco duro cual olla exprés. Aunque... siendo realista, seguramente me veré la "basado en una historia real/cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia" película de turno, echada en el sofá, con la mantita, y la babilla cayéndome por la comisura de los labios mientras mi perro vigila mi descanso amorosamente... 


* poner al día el blog: lo sé, soy un desastre. O me da verborrea bloggística o estoy semanas sin aparecer... En fin, contarte que ayer me fui de tiendas... es que estoy muy estresada y tengo poca ropa, je! Pues eso, estaba en el "eichandem" en la línea de caja, mirando con cara de odio a la señora que intentaba colarse (hasta que le tuve que decir "cielo, la cola es ésta", dios, cómo odio que me llamen cielo, cari y chorradas de ésas, así que espero que ella también y que además de la vergüenza por haber sido pillada infraganti en su "colatus interruptus", le haya revuelto el higadillo lo de "cieeeelou". Pues eso, estoy en cola con mis camisetas, cinturón, pulsera, pendientes (es que tenían oferta) y mis 15 bragas (de mariquitas, de rayitas, de lunares... que tenía que reponer para diario, porque los encajes y las puntillitas son muy monas y muy "sersis" pero estar en un trabajo de pie, anda p'acá, anda p'allá con la puntillita metida en el ... pues comoquenó). Total, yo en la cola (por enésima vez) rezando al dios del "eichanem" para que me atienda la chica (que tenía cara de buena persona) y no el divo "guei" con cara de malas pulgas... y debe ser que el dios del "eichanem" estaba en probadores atendiendo una súplica del tipo..."quemesubalacremallera" o "quenomepeteelvestidoalsubírmela" porque, obviamente, me atendió el divoguei...
Afortunadamente el estiloso chico resultó ser amabilísimo y atentísimo y muy rápido guardando mi "anderwear" para que nadie lo viera (o para quitárselo de la vista él mismo, ejem) y mientras él me atendía servicialmente, qué hacía yo?... MIRARLE EL PAQUETE!!! Qué fuerte, qué fuerte. Sábado por la tarde, comprando braguillas de algodón, mirándole el paquetón a un gay y pensando... qué pena, qué desperdicio. 
No me digas que esto no es de señora mayor! aydiohmío!!!
Después del rubor y el repentino interés por las luces del techo, y de volver a repasar "la mercancía", he de decir... que el chico lo tenía bien puesto, que para ser delgadito, aquello se llevaba al menos un 20% de su peso corporal, que los pantalones blancos ajustados no son buenos compañeros de los miembros prominentes y que si aquello era una erección... o no era tan gay... o le estaba poniendo mi marido!!!