El otro día hice un descubrimiento terrible...
algo que me cuesta reconocer incluso sabiendo que el anonimato cibernético me proteje...
no puedo, lo siento...


En fin, me sacrificare por el bien común...yo...yo...
YO TENGO UN JUANETE!!! 
AAAAAAHHHHH!!!!!! Qué hago yo con ese pobre dedico que se tuerce ligeramente hacia dentro?
Qué hago yo con todas mis esclavitas de playa?
Habrá algún ejercicio para corregir esto? (nota mental: estirar los deditos de los pies al máximo no funciona, repito, no funciona y deja agujetas...snif)
Cómo no me he dado cuenta antes?
Lo que más rabia me da es que llevo 5 años con calzado plano, cremitas podológicas para las durezas y asperezas, durmiendo con mis calcetinitos... y todo para qué?
Para sufrir en silencio, no como los de las florecillas en el culete, que a todo el mundo le cuentan que las tienen/han tenido y que tal/cual crema les ha ido genial. Nosotras sí que sufrimos en silencio, escondiendo nuestros piececitos de la vista pública (digo nosotras porque desconozco si hay algún hombre heterosexual con juanetes...)

Pues he decidido que ya que me tiene que salir un juanete, que me salga con motivo, así que...
¡Adiós calzado deportivo, hola taconazos de muerte (eso sí, con su tirita ancha, que me ha dicho la chica de la tienda, para que disimule)!
PD: lo siento espalda, pero alguien tiene que sacrificarse, y puesto que el corcho de vino que me dijo la abuela que me pusiera entre el gordito y el flaquito no está funcionando...
PD: Mamá, te odio por dejarme la peor parte de la genética familiar, entre esto, las cartucheras y los tobillos rectos me estás dando el día!


Besis.
Geisha.

Comments (5)

On martes, junio 29, 2010 , María dijo...

Geish@, ponte los zapatos que quieras incluso sin tirita, porque no hay que vivir avergonzados. ¡Todos tenemos defectos!

Y otra cosa, yo usé una especie de entrededo de goma que venden en la farmacia durante una época porque me dolía el dedo gordo y dudaba si me iba a salir un juanete. Al final no salió y el dedillo dejó de dolerme (por si te puede interesar. Aunque dudo de que fuera el motivo por el que no tuve un juanete).

 
On martes, junio 29, 2010 , Schrogsin dijo...

Nunca supe lo que era un juanete D:

 
On miércoles, junio 30, 2010 , Anónimo dijo...

Yo tengo cita en el traumatólogo dentro de un mes... si quieres te la resumo, q a lo mejor te sirve, :)

 
On miércoles, junio 30, 2010 , geish@ dijo...

Ya decía yo que éramos muchas las que sufríamos en silencio! Gracias anónim@, estaré pendiente de tus consejos podológicos.
Chorin, cualquier día de estos te lo enseño en vivo y en directo!
María: de momento complejo no, pero temor de lo que puede llegar a ser sí,.... en ocasiones... veo fotos de juanetes en internet... puaj, soy una asquerosa!!! ajjajajajjaja.
Besis a todos.
Geisha.

 
On miércoles, junio 30, 2010 , Anónimo dijo...

Ahora tengo curiosidad por ver las fotos del google..... jajajaja