Que todos mentimos/hemos mentido alguna vez, es algo más que obvio, es algo intrínseco de la naturaleza humana... pero, al igual que se disfruta de una buena comida (sin segundas, que te veo...) también hay un placer oscuro en mentir...

A mí me encanta mentir para tomarle el pelo a la gente, que te contesten con un "me estás vacilando?" y estallar los dos en carcajadas...
Me gusta mentirle a la de la tienda diciéndole "que tengas un buen día", cuando ambas sabemos que eso es harto difícil, pero me complace el darle esperanzas.
De pequeña me entusiasmaba mentir, sobre todo me inventaba historias de cosas que hacía, gente con la que estaba, sitios a los que iba...era fantabuloso estar fantabuleando todo el día!!!


De mayor, mis juegos han cambiado y también mis mentiras, ahora mieeeeeento más que hablo....jajajajaja, creo que ya te has dado cuenta...
Es una delicia mentirle a los jefes y decirles que están tan guapos y adorables y que son taaaaaan encantadores, o a las compañeras "descompañeras", o a las señoraspesadasdetodalavida (un día haré una entrada del peligro de las SEÑORAS en Espein...miedito)... 
Se me pone cara de mala interiormente cuando tengo que ser diplomática a la par que simpática-humilde-servicial-unencantodeniña cuando tengo que enfrentarme a alguna de estas especies. Soy como el "estarchiptrupers" de las relaciones públicas y mi misión es rescatar a todas las pobres almas que puedan ser víctimas de los entes comerciales semisuperiores!!!

En fin, que es viernes, se me va la pinza ("the pinz") y estoy en fase de preparación para otras mentiras que me seducen, las mentiras del fin de semana, las que liberan menti-endorfinas, te dejan la piel estupenda y te hacen quemar calorías de diversión y entretenimiento. Hoy me cambiaré el nombre, la profesión, la procedencia, seré a ratos una intelectual, una erotómana, una tímida, una que está de paso, la reina del baile o la paciente amiga. Hoy me merezco mentir y seducir.


Buen finde a tí también, y miente mucho, mucho.
Besis.
Geisha.

Comments (0)