Conozco a una que echó el colacao sobre el teclado del portátil y lo dejó cantando "yosoyaquelnegrito"... contrariamente a lo que estás pensando, no fui yo. Yo fui la que le leyó la cartilla por no tener cuidado con las cosas, que mira que tener líquidos cerca de sólidos y todo eso...

Pero mira tú por dónde, que el universo en su vasta y entrópica sabiduría, acaba poniendo todo en su lugar... porque...quién sino yo habría de tirar un líquido  (dícese del zumo de piña, que estoy con la dieta de los cítricos y la vejiga de las abuelas de 80 años) cerca de un sólido (véase mi pobre laptop)... por cerca, entiéndase encima, sobre, a través...

Y esto que ahora se lee tan tranquilamente... ha costado escribirlo sangre, sudor... y piña... porque la barra espaciadora no funciona, está como aprisionada por una capa de zumo de piña reseca...
Ni el poner al pobre Packo (así se llama el susodicho portátil, que tiene su propia personalidad, y ahora más) culo arriba y cabeza abajo, cual recién nacido, recibiendo inclusive las tortas para que llore y sepamos que sigue vivo, ni el zarandeo, ni el achicharramiento con el secador, ni lo de dejarlo con el culo en pompa como a la prota de las 50 sombras... pobre Packo se ha "quedau encharcau" con el néctar de piña sin azúcar marca "Auchau"... el del pajarito...

Así que hoy, con mis pulgares fortificados de la barra espaciadora a 5 Pascal, me he acordado del colacao, de Newton y de la manzana... obvio, no? Newton, desarrolló la ley de la gravedad porque se le cayó la manzana en la cabeza; a mí se me cae el zumo en el teclado, lo cual es de considerable gravedad... y el escupitajo?
"Al que escupe p'arriba, le cae en la cabeza"... por la gravedad, y porque no hay como decir que yo no haré esto...para hacerlo.

Besis de una que se está bebiendo el té frente al ordenador y lo sujeta con los antebrazos mientras ejerce presión sobre la barra espaciadora.
Geisha.

Comments (0)