Como no puede ser de otra manera, esta entrada es de color rojo para recibir el nuevo año con pasión. Y aquí van las cosas que hemos aprendido en los últimos minutos del viejo año y primeros del nuevo:

1. En las campanadas, los cuartos no existen... todo es campanada.

2. Las medias "de cristal" aún existen (y siguen sin quedarle bien a nadie)

3. Por muy blandita que sea la "plantishita" de silicona... el pie, el callo y el alma te duelen igualmente al final de la noche.

4. Fin de Año no es sino Carnaval, pero con más frío y con la gente vestida de negro... menos el que iba de Spiderman... 

5. Si te parecen feos de lejos, seguirán siendo feos de cerca... 

6. Las lentejuelas vuelven a estar de moda, dijéramos lo que dijéramos en los 80, o en los 90 cuando veíamos la ropa de nuestras madres y decíamos ¡qué horror!

7. Que te quepa, no quiere decir que te quede bien... 1001 razones para llevarse a una buena amiga cuando se va de compras...

8. No por mucho engominar, se ve menos el cartón.

9. Si el sitio cobra, estará lleno de gente. Si es gratis, estará lleno... de aire... y de señores con edad recomendada para estar en la camita con su señora y su familia.

10. Si te enteras a última hora que la moda este año es llevar ropa interior amarilla o dorada (para atraer la energía y la fortuna) y no te queda tiempo para conseguirla, te quedan 2 opciones: no llevar, o llevarla roja, monísima, que ya tenías preparada y que es para atraer la pasión y el amor en el nuevo año.

Así que, Feliz Año 2013 lleno de pasión... y también de dinero, que para eso nos pusimos la monedita de euro (unos) y el billete de 50 (los más pudientes) dentro del zapato mientras nos comíamos las uvas, a 4 uvas por segundo, nos bebíamos el champán con anillo de oro dentro (con cuidado de no tragárselo y acabar en urgencias) y nos manteníamos a la pata coja sobre el pie derecho, por aquello de empezar el año con buen pie.

Besis dosmiltreceañeros, que también es costumbre por el mundo.
Geisha.  

Comments (0)