Con color de Semana Santa (y no sé por qué me da por ponerlo en mayúscula) empiezo esta entrada de incredulidad y desentendimiento apostólico porque...
año tras año veo llorar a los andaluces porque les cae el consabido palo de agua y les aborta la procesión...
y digo yo... es que a estas alturas no hemos aprendido que tooooooodas las semanas santas de tooooodos los años llueve? Bueno, para ser más precisos, llueve el fin de semana, que es cuando nosotros, los mortales, podemos empatar un par de días y mal-llamarlos "puente"... porque lo que es de lunes a miércoles hace un solaaaaazooo.

Y otra cosa que digo yo... puesto que ya sabemos que tooooooodos los años les va a llover, ¿por qué no se inventan unos pasos refugiados, donde guarecerse cuando llueva? ¿por qué no sacan las figuritas de belén tamaño humano en urnitas de metacrilato... tipo Papamóvil? ¿por qué no hacen las figuritas de algún material hidrófobo, resina, pvc, etc? ¿o por qué no salen sin más a la calle, que en otras comunidades también llueve y las procesiones son católicas, apostólicas y húmedas a partes iguales?

Y por cierto... alguien entiende por qué lloran? Que me perdonen los afectados pero... sabes que va a llover... llueve... no sales... dónde está la sorpresa?
Aunque creo que he visto imágenes en las que, una vez salido el paso en cuestión, también lloran... serán cosas de la época...

En fin, yo voy a rezar para que no me llueva en la playa, o en la montaña, o en la terraza de casa, que la economía no está muy boyante.

Besis de torrija, pestiños y muuuucho chocolate.
Geisha.     

Comments (1)

On martes, marzo 26, 2013 , Anónimo dijo...

si preguntas porqué lloran... la contestación es siempre la misma... "esto es mu grande, no se puede explicar" jajaja (una sevillana)