Vaya 3 días de colapso informativo que llevo entre el feisbuk y la seguridad social!
Y es que no hay nada como meterse en camisas de once varas para que te crezcan los enanos! (mmm, esto no era realmente así, verdad?).
Bueno, te cuento:

Todo empezó el miércoles, con una llamada a los servicios de información de la "seguridá sossiá":
- aquí no es (no me digas) tiene que llamar al equis-equis-equis-equis. Clin! Tutú tutú tutú
 Mmmm, vale, gracias, persona que no espera ni a que termine de apuntar.

Llamo al número 1 (llamemos al anterior, el número zero): "dígameee" (voz cantarina de persona que coge el teléfono en el salón de su casa...No obstante me aventuro..."hola, buenos días, es el teléfono de la consulta blablablá? Quisiera informarme sobre una cita que tengo pendiente..."
"No, no, no, nosotros somos la consulta, pero no gestionamos las citas, tiene que llamar al equis-equis-y" (Eeeehhhh??? no entiendo nada)

Vaaale, llamemos al teléfono 2. Repetimos...
"sí, gestionamos citas, pero no las de esa consulta. Llame al equis-equis-zeta".
Teléfono 3: más de lo mismo, y me dan un nuevo teléfono. 
Así hasta 5 teléfonos diferentes, al precio que está el minuto de teléfono móvil hoy en día, que no es moco de pavo...y cuando me redirigen al teléfono zero (info) ya me da un chungo y me sale el demonio interior ¡¡¡AAAAAHHHHHHHH!!! 


Señorita que está jarrrrta de oir siempre la misma queja: "sí claro, si yo la entiendo perfectamente, le doy el número de ése departamento y allí le resolverán todas sus dudas"


No me quedo nada convencida, pero no me queda otra. 

Llamada equismil al departamento "ése"... NO CONTESTAN!

En fin, último remedio: presentarse directamente y con mirada asesina en la consulta en cuestión. Es decir, comunicación directa-directa y ya verás cómo consigo la información que necesito y no un montón de teléfonos inútiles, jejeje.


En cuanto a lo del feisbuk...He llegado a una conclusión: el señor Feisbuk me odia a muerte social... 
Monto un grupo y me quita la tecla del chat.
Monto otro grupo y me sale un terrorista del spam.
Ains! que no tengo huellita dactilar de tanto eliminar mensajes!

Y es que me encanta comunicarme con todo el mundo, peeeero...me da penilla que haya gente que no quiera pertenecer a los grupos de mentirosos y tengo una congoja en el cibercorazón por haber molestado a tanta gente con tanta pseudoinformación... (hala! me ha salido un gacheto-pareado!), así que lo que me queda es comunicarme con mi miniblog y esperar que las cosas vayan saliendo poquito a poquito...


Pues eso, vivir para hablar! (aunque sea tecleando).


Besis habladores y tecleantes.
Geisha.

Comments (1)

On lunes, enero 17, 2011 , ENY dijo...

Hola queria decirte que estoy de sorteo en el blog,por si te quieres pasar.Que tengas bonita semana
Por cierto mas razon que un santo