"Nada tienen de especial, dos mujeres que se dan la mano; el matiz viene después", si las dos son jefas y el empleado es masculino.

Año 2012, siglo XXI, los coches a punto de volar...todo lo que tú quieras, pero éso de tener a una mujer que le diga lo que tiene que hacer, algunos hombres lo siguen llevando mal, y otros, muy mal.

Dan igual la experiencia, la edad, la titulación, el sentido común o la razón,... La tendencia del xy es ponerse a la altura del xx a ritmo de 1x2, como en las quinielas. No entienden (no quieren entender) razones, ni pena, ni consecuencia, y se agarran al esto es así, como al no tiene que ser así, según les convenga y a demanda.

Tanto da si llevas casco, bata, puntero o tacones de aguja, el grito de "quiero y no puedo" lleva a algunas mentes estrechas, misóginas y homófobas a confundir "recto" con "obtuso" y a las que ejercemos de diana de dardos envenenados, a acabar con un dolor de cabeza y otro de autoestima importante. 

No importa si te has labrado tu carrera, si has comenzado desde abajo, sin enchufismos ni amiguismos, si has trabajado desde canguro a azafata de promociones e innumerables etecés para sacar, tu persona, tu trabajo y tu carrera adelante; de repente llega uno que se cree más, se siente más y te quiere hacer a ti menos...porque ésa es su dinámica de trabajo, la del "trabajador maltratador", la del "quítate tú pa' ponerme yo", la de "si te pongo más abajo, yo me quedo por encima"...

Así que, después de muchas horas de darle vueltas a la cabeza... y de hablar con la gente que realmente me importa y me aporta... me he dado cuenta de que la gente hace las cosas con muy mala leche, y no tiene caso dejarles que ganen ni la batalla física, ni la moral...

En fin, que me tengo que hacer un curso de bruja malvada online y pedirme una cota de malla por catálogo, porque con esto de la crisis hay gente que no ve la oportunidad de mejorar, sino de derrocar.

Besis de ánimo y apoyo a los que se sientan identificados.
Geisha.



Comments (0)