Caminaba por la calle un día de lluvia. Llevaba los pies tan mojados que sentía esa sensación de humedad y aspereza por el roce de los calcetines empapados. Así que decidió entrar en un bar cualquiera, y mientras le preparaban el cortado que había pedido con su último euro, se dirigió al baño a rellenarse los calcetines con papel higiénico para al menos mitigar el dolor que el frío estaba produciendo en sus  articulaciones.

Parece que hasta ahora la sensación que había sentido cuando se levantó esta mañana, no iba muy desencaminada de como estaba yendo el día, - ¿y sí me quedo en la cama?. Después de gastar casi la mitad del rollo de papel y de lavarse las manos con agua a temperatura infernal, mientras se miraba en el espejo, pensando en su sensación, vio que se abría la puerta.

De repente, esa sensación de humedad se transformó en un acalorado acto reflejo de vergüenza.-¿Se habrá dado cuenta de mis tobillos?. Tierra tragame. Definitivamente hoy no es mi día .


...cuando salió del baño, todo el mundo la estaba mirando...


No era por la llamada del camarero de que su café ya estaba listo, ni por el pedazo de papel higiénico que asomaba a la altura del tobillo... En las miradas de la gente, que oscilaban entre la entrada del bar y la puerta del baño, encontró la respuesta...

Su falda, había quedado recogida y dejaba ver su ropa interior nada sexy....creyó morir, mientras ella no sabía dónde esconder su cara, aunque el papel higiénico aflorara de sus calcetines, no perdió el tiempo en esconderlo, solo en acicalarse de mala manera su cabello empapado por la lluvia...y bajarse rapidamente su falda, como si nada hubiese pasado levanto altiva la cabeza y tomó su cortado..

A partir de aquí, tú continúas. Escribe cómo crees que sigue la historia en comentarios o a través del facebook Geisha Mntirosa. Recuerda seguir siempre la historia a partir del último comentario o párrafo escrito para que tenga sentido.
Gracias.
Besis.
Geisha.

Comments (2)

On martes, octubre 09, 2012 , fani dijo...

De repente, esa sensación de humedad se transformó en un acalorado acto reflejo de vergüenza.-¿Se habrá dado cuenta de mis tobillos?. Tierra tragame. Definitivamente hoy no es mi día .

 
On martes, octubre 09, 2012 , geisha dijo...

gracias fani!