No es nada difícil meter la pata día a día, el quid de la cuestión está más bien en todo lo contrario. Por ejemplo, no es lo mismo decir que guapa estás, te has afeitado el bigote, que decir "tienes la piel superluminosa".
Y esto viene a cuento de que yo soy la típica metepatas semiprofesional a tiempo completo, y aunque lo intento (telojuroporesnupi) acabo delatándome en un momento u otro. Como el día que fui con mi amiga Maripuri que iba a comprarse unos pantalones, y cuando salió del probador cual morcilla de Burgos y me dijo que se veía bien, sexy, el ataque de risa provocó "un cese temporal" de nuestra amistad. O el día que Borjita decidió apuntarse a hacer deporte (el pobre es más bien de hueso visto) y después de 2 semanas "ya se notaba" los biceps. A mi comentario de que sus biceps eran más bien escurridizos, Borjita se dio media vuelta y se fue todo ofuscado. Volví a verlo durante 5 minutos tres semanas después, justo lo que tardé en decirle que era de frente huidiza, ideas claras, mente abierta o similar y que dejara de gastarse el dinero en la farmacia, que lo estaban engañando!
Pero es que no meter la pata es harto difícil, así que te voy a dar unas claves (basadas en la experiencia, hazme caso): Qué le dices a tu amiga que opinas acerca del crápula de su novio? Que no te ha dado tiempo a conocerlo bien.
Qué se le dice a un novio de un regalo que no te gusta? Que no es tu estilo (y sutilmente, que si tiene el ticket).
A tu amiga/madre/suegra de su comida? Que tiene buena pinta pero que no te apetece/estás llena/estás a dieta o también tienes la opción de comértela y callar para siempre.
A tu prima de su trabajo de M. del que está super-orgullosa? "Ah, qué bien/guay"...
Si el chico es simpático, suele ser feo/guarrete/tarado
Si es guapo y está soltero: uf, malo
Si la casa es amplia y luminosa: es un loft (estudio pequeño en pijo)
Si te queda su-per-bien, quítatelo (si te lo dice la de la tienda, directamente abandona el lugar)
Si tienes culo p'agarrar, tu culo está gordo.  Ante la avalancha de comentarios... añado un extra: Si tienes culo p'a agarrar es que estoy pensando en cosas (buenas) con él. Y si no tienes culo p'agarrar, es que tu culo está huesudo, implosionado, culo-carpeta...
Si estás hermosa/saludable/lozana, estás gorda. 
Si estás más guapa con lentillas, con gafas estás fea.
Si te dicen, "perdona que te interrumpa, pero tengo algo de prisa", eres un "pesao".
Si te quieren como un amigo/hermano, no te quieren pa'nada.
Si te dicen "me lo pensaré", es que no.
Si el pelo te quedaaaa raro o me tengo que acostumbrar, te queda mal.
Y si tienes la piel super-superluminosa, definitivamente estás más guapa sin el bigote.

Comments (2)

On martes, marzo 23, 2010 , Maragori dijo...

Yo también meto la pata muy a menudo, más últimamente y en algunas ocasiones he recurrido a las mentiras piadosas como salvavidas, o "oculta-verdades"

Me hiciste reir, y en algunos puntos pensar, me encantó esta entrada. =)

 
On miércoles, marzo 24, 2010 , Anónimo dijo...

Aquel que no capta las mentiras piadosas que se le dicen es que no estaba interesado en la verdadera opinión, sino en oír algo agradable. También está el que las capta y se ofende (a saber cómo reaccionaría ante una verdad bien dicha...). Los menos son los que aceptan tus muestras de cariño, bien con verdades sin tapujos por respeto a su inteligencia emocional, bien con eufemismos por respeto a su frágil autoestima.

Sea como sea, no te calles!

Silvia