sábado, octubre 16, 2010

MIKY, como MIKIRRUNY

Me encaaaaanta Disney. Crecí con Bambi (lloré), el Rey León (lloré), el Jorobado (lloré), todas las princesas, y cómo no, Mickey, "Gufy", ... y a pesar de haberme pasado la infancia llorando (de la emoción) y deseando ser amiga de palomas (puaj) y demás criaturillas silvestres, creo que he salido bastante bien. Bueno, con una adicción enfermiza al rosa y a lo brillante y cero en oído musical (pero con una alta autoestima y capacidad de negación de la realidad).
Eso sí, aunque me encantaba el roedor gigante de pantalones rojos, tengo repelús ratonil (creo que en el fondo yo era más de Pluto que del ratón Mickey); por eso cuando estaba el otro día echadita en el sillón (viendo algún programa de altisisísimo interés cultural, claro, claro) y de repente se cruza por mi salón el pequeño Miky...AAAAHHHHHHH!!!!! Si me hubiera podido pegar al techo, lo hubiera hecho!!! No puedo con esos bigotes que se menean, y esas patitas con sus uñitas que hacen tikitikitiki cuando caminan... y la cola AAAAAHHHHHH, ese vestigio cartilaginoso, rígido.....BBBBBBRRRRRRR!!!!!
Llamo al churri para que me rescate y él, que también creció con los cuentos de Disney, se sube cual princesa al sillón (a hacerme compañía y darme apoyo moral). Boladepelos nos mira, moviendo el rabito con cara de "yotambiénquierojugar" y acto seguido se sube al sillón, hasta que se aburre y se va a olisquear algo, por ejemplo su saco escrotal (es que está "capao", por eso no tiene instinto de ná. Es como un peluche!).

Plan B: hay que sacar al intruso de su escondite detrás del mueble...mmm, queso!
Así que sacamos nuestro quesito del bueno de la nevera, se lo ponemos a ver si sale... Preparados con las escobas, la puerta del jardín abierta y....
...y llega el jodío perro y se come el queso... pero serás!!!
Plan B, 2ª parte: idem de lo mismo, esperamos, esperamos, esperamos... de parte de Miky que te lo comas tú...

Plan C: trampa para ratones. Las compramos en los "chinos", 2 x 98 céntimos. Si supiera leer chino, juraría que aquí dice "marca" ACME.
...un rato
...dos ratos
...¿esto cómo funciona? Cuando por fin acertamos a dilucidar cómo funciona la guillotina queseril nos planteamos...si Miky cae en la trampa...¿quién va a hacer levantamiento de cadáver? ¡Qué asco! (pobre Miky, me niego a darle una muerte tan poco digna a la par que dolorosa y por el módico precio de... -haciendo cálculo mental-...49 céntimos.

En esto que lo vemos pasar (sólo le falta hacernos un corte de mangas...), nuestras miradas se cruzan (la nuestra con la de él)...OOOOOHHHHH, es tan cuquiiii, con sus ojitos oscuros y sus pestañas largas... El pobre está muertito de miedo... decidimos no matarlo (nos ha caído bien). De hecho el churri sugiere que le compremos una jaulita de ésas con ruedita y nos lo quedemos (no me ha caído TAN bien)...ni loca de la peluca!

Plan D: atizarle con la escoba a la menor oportunidad! Le damos una y otra vez, lo arrinconamos entre las cerdas, pero el jodío bicho resiste (esqueleto articulado, o algo así), así que antes de que se nos vuelva a escapar por debajo de alguna puerta, y mientras el horripilado del churri lo aguanta retenido con la escoba (muertito del asco, machote!)...voy yo, que soy toda una amazona urbana, me cojo un paño de la cocina y (con todo mi valor, agallas y telojuroporesnupis) me agacho y cojo al Miky como si fuera una empanada del horno, me lo llevo al jardín a toda la distancia de mi cuerpo que mi brazo me permite, estiro la mano por encima de la verja y lo suelto en la calle.
El churri y bola de pelos se asoman a la verja a tiempo de ver al Miky incorporarse (es lo que tienen las caídas de metroymedio de altura), se sacude y ahí va, en busca de nuevas aventuras por el mundo! Buena suerte Miky (pero no vuelvas por aquí)!

Besis de bigotillo de ratón.
Geisha.

2 mentiras piadosas:

documania dijo...

Muy pero que muy interesante. En casa de mi novia también tenemos a Micky o a Cerebro, de Pinkie y Cerebro, más bien, a Cerebro, creo yo, porque el tío tiene unas cosas increíbles. Entra por la puerta de la terraza, se pasea por casa como uno más, se esconde en el armario, incluso saluda al pasar, es muy diminuto y desaparece como por arte de magia. Luego pasan dos meses y no sabemos nada de él, ¿se habrá marchado? Nos preguntamos, pero entonces vuelve a hacer su aparición estelar. Le hemos puesto veneno, trampas, el perro lo persigue (pero creo que solo para jugar) y de 5 gatos que antes tenía ahora no tenemos ni uno... Cosas que pasan.

Ahora sigue de vacaciones, a ver lo que le duran esta vez.

Laura MD dijo...

Que gracioso Miky! que bien que al final pudisteis sacarlo sin tener que matarle :D
Yo tengo menos humanidad con las ocukas de mi piso... también es verdad que ellas no salían en ninguna peli de disney, así q no me apetece cantar con ellas, o que me ayuden a coserme el bajo de los pantalones... es lo q tienen las cucarachas, que no inspiran nada de pena.
Muy buena vuestra aventura, y que valiente!

Publicar un comentario

Miénteme.