sábado, enero 09, 2010

1ª verdad a medias: todo el mundo miente a medias

Qué dificil es esto de abrirse a alguien, contarle tus secretos, dejarte ver... A veces es necesario, pero muchas de esas veces uno se arrepiente de haberlo hecho, porque la información es poder y el poder corrompe...
Si miras atrás, recordarás que tu madre te sonsacaba haciéndose tu amiga, para a la menor oportunidad echarte en cara tu libertinaje (libertad), egoísmo (importarte a tí mismo) y despreocupación por los demás (no dejar que nadie te avasalle).
Avanzando en el tiempo, recuerdas a aquella pareja que te hacía pasar por más o menos lo mismo (conclusión: buscas parejas que se parezcan a tu madre?) hasta llegar a tus amistades, esos seres universales que manejan tus secretos más oscuros... o eso creen ellos. Al final siempre hay un secreto mayor, algo inconfesable que jamás le dirías ni a tu alma gemela, si acaso a un desconocido al que con toda certeza no volverás a ver. Deseos, Pecados, Pensamientos Impuros, esas delicias sexuales o materiales que no te sacarían ni aunque te abrasaran con un hierro candente. Esta es mi primera verdad a medias: yo sí se lo he dicho a alguien, a ti, pero sólo una parte.

2 mentiras piadosas:

Schrogsin dijo...

Mencantó. Deberías ver 'Persona', peliculón; para que veas lo fácil que es contarle tus más íntimos secretos a alguien.

Calipso dijo...

No sabes cuánto me recuerda a mí misma..

Publicar un comentario

Miénteme.