domingo, enero 10, 2010

MENTIRAS A MEDIDA

En verdad (que diría la francesa), debería haber un negocio, patentado y al alcance de todo el público, de mentiras a la carta: mentiras a domicilio, para llevar, urgente, certificada, con acuse de recibo (ésta es buena), buromentira, gran reserva (ésas que llevan años cociéndose), con sacarina (edulcoradas en general), con chile (para que pique en la lengua cuando se dice),... Las posibilidades son infinitas.
Además todo el mundo necesita mentir en algún momento, sería un negocio segurísimo:
- déme una para el trabajo, que tengo que llevar al niño al parque por la tarde
- para mí una de enfermedad, que tengo una resaca de 3 pares y me quiero quedar en casa
- una mentira para padres por favor, combinada de llegar tarde, no soy virgen y me voy de casa a vivir con mi novio kinki-okupa karlos, pero sin cebolla por favor que no quiero lagrimitas.

Lo dicho, un chollo. El problema que le veo es el plagio y el factor reciclaje. La gente se pasaría las mentiras por bluetooth, en el arre-burro, megamentira, e-mentira, mentingpuntocom, ... ¿Me pregunto cómo regularía eso la SGAE?


1 mentiras piadosas:

R.G.R dijo...

PORFAVORRRR QUIERO UNA YAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Me mataste con la de los padres 8-) jaja :)

Publicar un comentario

Miénteme.